· El portavoz adjunto del Grupo Parlamentario Popular, Pablo González, tilda de “maquillaje” el Fondo de Rescate aprobado por el Ejecutivo asturiano y le pide un “compensar pérdidas” para evitar que muchos autónomos y pequeños negocios echen el cierre. · Señala que el sector servicios perdió casi 650 millones en el año 2020 y cuestiona el esfuerzo presupuestario real del Gobierno “ya que mucho del dinero procede de la Unión Europea”.

El Partido Popular llevará al próximo pleno de la Junta General del Principado una proposición no de Ley en la que insta al Gobierno regional a “compensar las perdidas generadas a los sectores a los que se obligó a cerrar” debido a la imposición de restricciones sanitarias “injustas y muy poco justificadas”.

Así se ha manifestado esta mañana el portavoz adjunto del Grupo Parlamentario Popular, Pablo González, que ha hecho estas declaraciones en una rueda de prensa en Gijón previa a una visita a comerciantes y hosteleros del barrio de La Calzada.

“No les obligan a establecer medidas sanitarias para compatibilizar la protección de la salud y la apertura del negocio, sino que, en casos como el ocio nocturno, se les impone el cierre” ha explicado el diputado popular, que incidió así en la necesidad de modificar la modalidad actual de ayudas contemplada en el Fondo de Rescate del Gobierno del Principado por la de “compensación de pérdidas”.

González ha explicado que las pérdidas para el sector servicios en Asturias en 2020 alcanzaron los 650 millones por lo que consideró fundamental aumentar asimismo la dotación del Fondo de Rescate.

“Nos parece inaceptable que el Gobierno regional presuma de un Fondo de Rescate de 100 millones de euros cuando realmente este dinero no lo pone el Principado sino la Unión Europea para el rescate de Asturias. ¿Dónde está por tanto el esfuerzo del Principado para compensar a los autónomos asturianos?”, se ha preguntado el popular.

 

Operación de rescate de “maquillaje”

En este sentido ha indicado que, en un Presupuesto autonómico global de 5.200 millones, con un aumento de 500 millones de euros respecto al año anterior, el Gobierno del Principado solo pone unos 30 o 40 millones para ayudar a los autónomos y pequeños negocios afectados “lo que demuestra que es una operación de rescate de maquillaje, no hay esfuerzo real por parte del Ejecutivo de Adrián Barbón”.

Para el portavoz adjunto, el presidente Barbón ha utilizado, especialmente al sector hostelero, de “chivo expiatorio” para tomar decisiones arbitrarias que no evitará que muchos “cierren la persiana”.

Por último, ha lamentado el “desánimo” de estos sectores y ha pedido al resto de los Grupos parlamentarios que apoyen su proposición “para que no se den ayudas; se compensen cierres” y les ha tendido la mano para que puedan aportar si lo estiman oportuno “con el objetivo de que la propuesta salga adelante”.