El Partido Popular logró hoy que el Pleno de la Junta General repruebe y censure la gestión de la Consejera socialista de Desarrollo Rural, María Jesús Álvarez, por su clara ineficacia e ineficiencia.

El diputado regional del PP Luis Venta defendió la necesidad de la reprobación, y destacó que “miles de asturianos que viven en el medio rural no se merecen a una Consejera que se caracteriza por su incapacidad, torpeza, dejadez o rebeldía hacia el Parlamento”

La petición de reprobación a la Consejera de Desarrollo Rural es la segunda que realiza el PP en la actual legislatura autonómica. “La gota que colma el vaso por segunda vez”, como explicó Luis Venta, son los incumplimientos del acuerdo sobre los veterinarios de las campañas de saneamiento.

Pero el diputado popular desgranó un decálogo de problemas que demuestran “la ineficacia e ineficiencia” de la Consejera.

Así, citó la situación del jabalí, “donde ha conseguido, como en el circo, el más difícil todavía, que en las reservas de caza no haya ejemplares pero estén llenas las ciudades”, o los ataques cada vez más frecuentes del lobo.

Luis Venta se refirió también a las “restricciones y decretazos” en los espacios naturales, a que “se deje morir al Serida, cuando la investigación agroalimentaria se debe reforzar” y a dos problemas preocupantes, como los de la polilla y el avispón, “en los que la Consejería no está ni se le espera, con una clara dejadez política”.

A su vez, afirmó que la Consejera ha intentado torpedear la modificación de la ley para eliminar los acotamientos al pastoreo, y denunció la falta de planes de prevención contra el fuego en los montes.

El parlamentario del PP aludió también a que las ayudas al medio rural se conceden a los profesional tarde y mal, y cerró el decálogo del fracaso de María Jesús Álvarez calificando de “inaceptable que haya echado a pique el acuerdo sobre los veterinarios”.

“Para la Consejera, los acuerdos de la Junta General son papel mojado, y se ha burlado de ellos, mintiendo a todo el mundo con falacias y llegando al colmo de culpar a la oposición de sus problemas”, concluyó.

Sólo el PSOE votó en contra de la reprobación de María Jesús Álvarez.