· Mallada denuncia el “oscurantismo” del Patronato, “que lleva meses sin contestar a las solicitudes de información del PP sobre el Plan de viabilidad y anuncia la presentación de iniciativas en la Junta y los Ayuntamientos. · Recuerda que el 70% de su financiación “es dinero que sale de los bolsillos de todos los asturianos”.

El Partido Popular de Asturias pondrá en marcha una ofensiva política para exigir al Gobierno del Principado y a los Ayuntamientos de Gijón y Avilés, como administraciones que integran el Patronato de la Fundación Metal, respondan de la precaria situación que atraviesa la entidad.

La presidenta del Partido Popular de Asturias, Teresa Mallada, y el secretario general y portavoz de industria en la Junta General del Principado de Asturias, Álvaro Queipo, han mantenido una reunión de coordinación a primera hora de esta mañana en la sede autonómica del partido con las portavoces del PP en los ayuntamientos de Gijón y Avilés, Ángela Pumariega y Esther Llamazares, para analizar, ante las informaciones conocidas en el día de ayer, la situación que atraviesa la Fundación Metal.

Los populares presentarán una batería de iniciativas conjuntas y simultáneas en las tres administraciones que integran el Patronato con el fin de conocer el grado de cumplimiento del Plan de Viabilidad de la Fundación, aprobado el 7 de abril de 2021, y qué ha ocurrido desde la aprobación del mismo y el anuncio de la solicitud del pre-concurso de acreedores. Entre otras, el PP solicitará la comparecencia en la Junta General del Principado de Asturias del Director General de Industria, Juan Carlos Aguilera, como presidente del Patronato de la Fundación Metal para que dé todas las explicaciones oportunas.

El Partido Popular de Asturias critica la actitud de la Fundación Metal y el desprecio mostrado hacia los trabajadores a los que la entidad adeuda varios meses de retribuciones. “Condenamos la opacidad con la que las administraciones que forman parte del Patronato de la Fundación Metal están actuando en relación a la crítica situación que atraviesa la entidad, y que llevan meses sin dar respuesta a las solicitudes de información que el PP ha realizado con el fin de conocer lo que estaba ocurriendo en el seno de la fundación” ha señalado Teresa Mallada.

“La obligación del PP como partido responsable y al servicio de los asturianos es fiscalizar lo que ocurre en una entidad cuya financiación es, en más del 70%, de carácter público, es decir, la mayor parte del dinero que se ha gestionado en los últimos años y del que no se quiere dar explicaciones, es dinero que sale de los bolsillos de todos los asturianos” ha reiterado la presidenta popular.