Los populares inician en el macelo gijonés una ronda de visitas a diferentes instalaciones relacionadas con el sector cárnico. Piden “una implicación real del gobierno del Principado con el sector”.

Los diputados populares en la Junta General Pablo González y Javier Brea han iniciado esta mañana, en el matadero de Gijón, una ronda de visitas relacionadas con el sector cárnico, a lo largo de la geografía asturiana. Estuvieron acompañados del gerente del macelo gijonés y el responsable de su novedosa planta depuradora.

En relación con las instalaciones de depuración, Brea ha señalado a la instalación gijonesa “como modelo de innovación y sostenibilidad. Con unos niveles de depuración, consumo energético, aprovechamiento del biogás y autosuficiencia energética que aportan una fuerte ventaja competitiva a las instalaciones”. En este sentido propone el estudio de esta tecnología en otros centros de sacrificio e incluso en otros sectores.

El diputado Pablo González con el responsable  de la planta de depuración del matadero de Gijón
Por otra parte, González ha abogado por introducir profundos cambios en la red de mataderos de Asturias, “abandonando el prisma de la competencia regional, sin oportunidades para un crecimiento del sector en su conjunto, abogando por un aumento de tamaño de las instalaciones, de su mejora, de su adaptación a la normativa y de inversiones estratégicas que las hagan competitivas en un mercado supranacional”.

Según el diputado popular “los diferentes mataderos asturianos compiten entre ellos por una cuota decreciente o en el mejor de los casos estancada” cuando a su juicio “debieran de procurar más negocio, al menos, fuera de Asturias”. Ambos diputados abogan por una mayor, y sobre todo real, implicación del gobierno del Principado, para reducir trabas burocráticas, poner en marcha mecanismos de cooperación empresarial y abogar por un sistema unificado de inspecciones y licencias, que aporten seguridad jurídica.