La diputada Beatriz Polledo teme posibles “cuellos de botella” en los consultorios en fechas de gran afluencia a la zona, como este fin de semana. Alerta de que los horarios de atención al público se han reducido en tres horas respecto a años anteriores.

El PP denuncia una disminución de los refuerzos en los centros de salud de Cangas de Onís, Posada de Llanes y Colunga y advierte de posibles “cuellos de botella” en la atención sanitaria en la comarca oriental. Así lo ha señalado la diputada del PP Beatriz Polledo tras reunirse con profesionales sanitarios que prestan servicio en esta zona.

En este sentido indicó que este verano los refuerzos se mantienen de forma continua en Ribadesella y Llanes y de forma esporádica, en Posada y Colunga mientras que el pasado año, en los meses estivales, este refuerzo continuo se llevaba a cabo de Llanes, Ribadesella, Cangas de Onís, Posada de Llanes y Colunga.

Además, advierte de que se ha recortado el horario de atención al público ya que otros años era de 15:00 a 22:00 horas y este verano se ha visto reducida a de 16:00 a 20:00 horas, “es decir, se han reducido en tres horas al día el horario de atención al público, lo que va en detrimento de la calidad en el servicio ya que se generan largas esperas”.

Polledo ha lamentado que este servicio de refuerzo comenzara el pasado lunes y no durante la primera quincena de julio, como sí se hizo en años anteriores y se acorta este servicio en casi una semana en el mes de septiembre. También ha subrayado que las urgencias del Hospital del Oriente las están cubriendo los mismos profesionales de este centro lo que supone una sobrecarga de trabajo para estos sanitarios.

Para la popular, esta gestión demuestra la “absoluta falta de previsión” del Gobierno del Principado en la dotación de personal de refuerzo para estos centros. “Se han dedicado a poner parches, pero no a gestionar con eficacia y seriedad, pese al aumento de demanda que se registra en verano ante la llegada masiva de turistas al Oriente asturiano”. “Esta escasez de recursos afecta gravemente a la calidad del servicio que se ofrece, no solo a los turistas, sino también a los residentes habituales”, sentenció la diputada.