El PP denuncia que el Gobierno del Principado "parasita las políticas activas de empleo", ya que durante el pasado año sólo puso uno de cada diez euros destinados a este fin en Asturias. El montante restante corrió a cargo, principalmente, del Gobierno de España y,  en menor medida, de la Unión Europea.

En rueda de prensa en la sede autonómica del PP, el diputado del PP por Asturias en el Congreso Ramón García Cañal expuso, junto al diputado autonómico Pedro de Rueda, cómo el pasado año el Servicio Público de Empleo (SEPEPA) del Principado presupuestó 89 millones de euros a este tipo de políticas. Finalmente sólo se gastaron 51,4 millones, de los que el Ministerio de Empleo puso más de 48 millones.

"El Principado apenas puso tres millones de euros", denunció Cañal, sorprendido por el escaso compromiso del Gobierno de Javier Fernández “con el asunto que más preocupa a los asturianos”.

Esta situación se repitió en 2015 ya que, según los datos expuestos por el diputado popular, ese ejercicio volvió a darse una baja ejecución de lo presupuestado, que llevó a que el Ministerio aportase 7 de cada diez euros gastados en políticas activas para desempleados.

Cañal ha alertado además de que, para este ejercicio, el SEPEPA sólo ha aumentado un millón de euros, hasta los 90 millones, la partida destina a este fin, mientras que el Ministerio ha comprometido ya 54,8 millones, 6,5 millones más de los transferidos realmente el pasado año.

La preocupante situación de los jóvenes

En un análisis del panorama autonómico, Pedro de Rueda, denunció que Asturias se ha mantenido a lo largo de los últimos diez años como la comunidad autónoma con menor número de jóvenes ocupados.

"Es dramático y preocupante que la tasa de actividad de los jóvenes sea la más baja del país durante una década", subrayó. Para De Rueda, también es desalentador ver que en Asturias los jóvenes no sólo no encuentran trabajo, sino que el Principado tampoco incentiva mejoras en la formación.