El diputado regional del PP Pedro de Rueda no entiende por qué el gobierno asturiano prohíbe la pesca deportiva con kayak y, aunque trató de buscar explicaciones en el Pleno de la Junta General del Principado, los argumentos esgrimidos por el consejero socialista Genaro Alonso "son absurdos". El responsable político de Educación y Deporte en el Principado justificó la prohibición en la presión que esta práctica puede ejercer sobre la pesca y en el hecho de que ya se celebran en la región 60 competiciones deportivas. La conclusión a la que llegó el parlamentario popular: "Ustedes prohíben por prohibir"".

Para demostrarlo, De Rueda se remitió a lo que ocurre en Baleares, Comunidad Valenciana, Andalucía o Cantabria, donde se ha celebrado el campeonato nacional de pesca deportiva con todos los parabienes institucionales y  "con un gran rendimiento económico y de imagen". Si la legislación es la misma para el Cantábrico, el Atlántico y el Mediterráneo, cabe preguntarse "por qué aquí son ilegales; se han vuelto locos o qué".

El portavoz del PP en Turismo, Cultura y Deporte fue más allá: "Es incomprensible que aquí en Asturias no se celebren competiciones de pesca deportiva en kayak, y más cuando hay una incipiente industria de kayak con los puestos de trabajo que generan, y que no sobran en esta región".