· La diputada Beatriz Polledo advierte del “retraso” del Principado en disponer de los hospitales privados: “Van 20 días tarde” · El Grupo Parlamentario Popular urge “aprovechar” los recursos materiales y humanos de la sanidad privada

La diputada del Grupo Parlamentario Popular Beatriz Polledo ha criticado hoy, durante el Grupo de Trabajo de la Junta General para el seguimiento del coronavirus en Asturias con el Consejero de Salud, que el Gobierno del Principado de Asturias va con 20 días de “retraso” en disponer de los recursos de la sanidad privada en la región y haya derivado a unos 60 pacientes positivos en covid-19 y de edad avanzada al centro neurológico de Barros (CREDINE), que no pertenece a la red hospitaria y ha tenido que dotarse de recursos, mientras los medios de la sanidad privada “están desaprovechados”.

La diputada del PP ha asegurado que “nos resulta difícil de entender que hospitales privados, dotados de todos los recursos tanto humanos como materiales, hayan permanecido prácticamente vacíos en plena emergencia sanitaria mientras se han llevado pacientes especialmente vulnerables al centro de Barros, que es un centro no hospitalario y que ha tenido que dotarse de recursos para atender a los pacientes”. Algo que, a juicio de la la diputada popular, es “inadmisible”.

Polledo considera que “el Principado va 20 días tarde” a la hora de disponer de los recursos sanitarios y privados, y urge “aprovechar” los medios y el personal de la sanidad privada asturiana en la lucha contra el coronavirus, ya que la sanidad pública puede derivar desde el primer día pacientes a hospitales privados al amparo del estado de alarma.

La diputada popular ya reclamaba hace unos días al Gobierno regional que tuviera en cuenta los medios y el material de la sanidad privada y que, para eso, coordinara el papel de la red privada en esta situación de emergencia, como han hecho otras Comunidades Autónomas, de manera que tanto la sanidad pública como la privada trabajen con un objetivo compartido.

Durante el encuentro con el consejero, la diputada popular también se ha interesado por la existencia de pacientes hospitalizados como “bajo sospecha” de posibles positivos, así como por las previsiones de llegada a Asturias de material de protección ante la urgente necesidad del personal sanitario.