Los populares aseguran que “no hay disculpa para un importe tan raquítico, muy alejado de las necesidades reales” • “El Gobierno de Sánchez, con el silencio cómplice de Barbón, vuelve a dejar abandonada a la industria, que sigue en una incertidumbre total”, censura el diputado del PP responsable de Industria Álvaro Queipo • “La lista de deberes pendientes para salvar a nuestra industria es interminable y los Gobiernos central y autonómico no están asumiendo ningún esfuerzo”, recuerda el diputado popular

El Grupo Parlamentario del PP en la Junta General del Principado de Asturias considera “absolutamente insuficiente” el importe de ayudas aprobado por el Gobierno central para compensación de costes de emisiones indirectas de efecto invernadero. “El Gobierno de Sánchez, con el silencio cómplice de Barbón, vuelve a dejar abandonada a la industria asturiana, que sigue en una total incertidumbre”, denuncia el diputado del PP responsable de Industria Álvaro Queipo.

Queipo critica que los 61 millones aprobados por el Ministerio de Industria, de los que a Asturias recibirá 10 millones, “están muy alejados de las posibilidades del 25% de los ingresos por las subastas de CO2, unos 250 millones”.

Los populares aseguran que “no hay disculpa para un importe tan raquítico” y que, además, estas primas de CO2 “llegan tarde”, censura el diputado popular.

“Hay que recordar que estas ayudas no son más que la devolución de lo que las industrias ya han pagado por sus emisiones en 2019, es decir, se trataba de que el Gobierno asumiera recaudar menos para que la industria pueda sobrevivir y dar seguridad a los distintos sectores; sin embargo han optado por asfixiar a los productores y contribuir negativamente, una vez más, a agrandar la brecha de competitividad con otros países de la UE”.

 

Deberes pendientes

Mientras tanto, el Estatuto electrointensivo acumula un retraso de más de dos años, y el coste de la electricidad sigue sin ser competitivo respecto a países como Francia o Alemania, explican desde el PP. “A día de hoy se desconoce cuál será su contenido, si incluirá la figura de las hiper-electrointensivas, algo imprescindible para la industria pesada asturiana”, apunta Queipo, “y ni siquiera es seguro cuándo entra en vigor”, añade.

Asimismo, se sigue esperando por una nueva subasta electrointensiva, ya que la del segundo trimestre quedó sin resolver y solo se distribuyeron 4,38 millones, muy lejos de los 200 millones que se esperaban y pendiente aún por conocer los detalles del nuevo sistema de reparto.

“La lista de deberes pendientes para salvar a nuestra industria es interminable y los Gobiernos central y autonómico no están asumiendo ningún esfuerzo”, recuerda Queipo.

El diputado popular subraya, por otra parte, que este “insuficiente” reparto de primas de CO2 afecta a múltiples empresas en Asturias, tanto del sector electrointensivo, como a las emisoras de CO2 y cementeras.