El portavoz de Presidencia del Grupo parlamentario Popular, Rafael Alonso, tilda de "chapuza" los nuevos planes para el Área Central de Asturias, un proyecto "que rescatan ahora que se aproxima el fin de una legislatura", y califica de "timo político" la manera en la que se está gestionando., en una reunión entre representantes del Gobierno del Principado, de la Federación Socialista Asturiana (FSA-PSOE) y de IU, sin contar con el resto de representantes de los asturianos.

"Sorprende que el futuro de Asturias ni se debata en la Junta General, ni lo marque el Gobierno, sino que se disponga en una reunión de amigos con IU, y con un Gobierno que es simplemente  una marioneta de la FSA", sentencia.

Alonso critica que Asturias lleva veinte años debatiendo la creación del Área Central, destacamdp el hecho de que  el actual consejero de Infraestructuras, Ordenación del Territorio y Medio Ambiente, Fernando Lastra, "reconozca ahora que el plan de la anterior consejera era una chapuza", ya que se precisa la participación activa de los ayuntamientos.

"Era una chapuza antes y lo es esa hora. Lastra es el heredero de una chapuza socialista que él defendió a capa y espada con Vicente Álvarez Areces y con Javier Fernández", recuerda Alonso, subrayando, a renglón seguido, que Areces ya presentó un plan similar en marzo de 2007, para paralizarlo después en 2009. "Ahora parece que se vuelve a dar impulso a una estrategia política de partidos que han sido socios de gobierno durante años sin que nada haya avanzado", añade.

Alonso considera que el área afectada definida en el plan de la anterior consejera, Belén Fernández, "respondía más a la ocurrencia y a intereses partidistas que a criterios objetivos" al tiempo que omitía a los ayuntamientos, que son "los directos afectados" en cuanto a competencias.

La "promoción política" del consejero Lastra

"Ahora reconocen que es preciso abordar el número de municipios incluidos y su voluntad de integrarse o no", apunta el parlamentario, quien ha añadido que, además, se anuncia que es "necesario" delimitar el modelo de gobierno, que, a su juicio, será un consorcio, lo que supone la creación de un "nuevo chiringuito".

Además, critica que para dar un impulso al Área Central se hayan reunido dos grupos, que como, a su juicio, se ha podido ver en los presupuestos, alcanzan acuerdos previos que luego no tienen ninguna trascendencia por su minoría en la Junta General.

"Lo único que buscan es que el Área Central vuelva a ser parte de campaña electoral. No sabemos si lo será solo entre partidos o será una formula del consejero para buscar aliados en su promoción política", ha concluido.