· El diputado regional Javier Brea subraya que el mismo Comité científico que propone la protección del lobo destaca que la especie está en expansión en las comunidades del norte. · El parlamentario señala que la medida afecta a la autonomía de las comunidades con presencia de estos cánidos y no ayuda a evitar la despoblación del medio rural asturiano.

El diputado responsable de Agroganadería, Javier Brea, ha asegurado esta mañana que “no existen criterios científico-técnicos no objetivos” que recomienden la inclusión del lobo ibérico en el Listado de Especies Silvestres en Régimen de Protección Especial (Lespre) y que así lo traslada el Partido Popular en sus alegaciones al proyecto de orden ministerial.

Brea ha hecho esta afirmación durante la rueda de prensa que ha ofrecido esta mañana en Lena, municipio elegido por su “simbolismo”, ya que del mismo fue alcalde el actual secretario de Estado de Medio Ambiente, Hugo Morán, precursor de elevar la protección del lobo.

Para el popular resulta inexplicable, que alguien que ha tenido responsabilidades políticas en Asturias impulse esta medida y considera que Morán “ha traicionado a los ganaderos lenenses de los que un día fue alcalde y a todos sus paisanos asturianos”.

Además, Brea ha explicado que el mismo Comité Científico que pide incluir todas las poblaciones de lobo en el Listado de Especies Silvestres en Régimen de Protección Especial destaca que los lobos están ganando presencia de norte a sur.

Asimismo, el diputado ha apuntado a un problema normativo al conllevar esta medida un conflicto con las autonomías y con sus competencias en materia de gestión de la fauna salvaje.

Brea ha insistido también en el perjuicio que supondría esta protección en la ganadería extensiva “afectada ya gravemente por los ataques del lobo” y que está forzando a muchos ganaderos a abandonar el medio rural. “Es que ni siquiera se trata de dinero, que te maten a un animal también es duro psicológicamente”, añadió Brea.

“Se nos llena la boca alabando a nuestros ganaderos como garantes de nuestro paraíso y paisaje, pero con este tipo de medidas, estamos consiguiendo que cada vez haya menos gente en el medio rural”, sentenció Brea.

Por último, el popular apostó por buscar el equilibrio entre la existencia del lobo y el mantenimiento de la actividad ganadera para frenar la despoblación en las alas y la zona rural asturiana y seguir permitiendo actividad económica.

 

Censo de población de lobos y distribución

Para ello, ha reclamado la realización de un censo de la población del lobo en Asturias y de su distribución, para conocer la carga ganadera, es decir cuántos animales puede asumir un territorio para hacer sostenible la presión con la actividad ganadera.