· El diputado Javier Brea, responsable de Agroganadería y Medio Rural del PP, tilda la decisión de “ataque frontal al sector primario” y de “absoluta contradicción a la lucha contra el despoblamiento rural”. · Exige al Gobierno del Principado que cumpla con su palabra y demande al Ejecutivo de Pedro Sánchez.

El Partido Popular advierte de que la decisión del Gobierno de Pedro Sánchez de la inclusión del lobo a la inclusión del lobo en el LESPRE (Listado de Especies Silvestres en régimen de Protección Especial) supondrá dejar sin efecto cualquier posibilidad para gestionar la población del lobo y una colonización de estos canidos allá donde ahora son zonas libres de lobo.

“Los lobos podrán colonizar territorios en los que ahora no tiene presencia, acabaremos teniendo a los lobos a las puertas de Oviedo y Gijón”, explica el diputado del PP responsable de esta materia, Javier Brea.

Para Brea la decisión adoptada por el Ministerio para la Transición Ecológica “solo responde a un fundamentalismo ideológico impropio de un gobierno democrático, que no ha medido la trascendencia de la decisión”.

El parlamentario popular insiste en que este “desequilibrio sin fundamento en favor de los animalistas y en contra del sector primario va a tener consecuencias devastadoras en Asturias”.

Así, señala que la medida conllevará un exceso de población de lobos “que traerá consigo daños económicos insostenibles para la ganadería y obligará a muchos ganaderos al abandono de la actividad y al cierre de explotaciones”.

En sentido, Brea cuestiona el interés real del Ejecutivo central por frenar el despoblamiento “cuando con sus decisiones está empujando a los ganaderos a cerrar sus explotaciones, vaciando así nuestros pueblos”.

Otro de las consecuencias de la declaración del lobo como especie protegida será, según indica el popular, un “aumento incontrolado de las manadas de lobos que mermarán de manera significativa nuestros recursos cinegéticos, y por tanto, la actividad económica que la rodea”.

 

Exige al Principado que demande al Gobierno central

Por todo esto, desde el Partido Popular exigen al Gobierno del Principado de Asturias que cumpla con su promesa de demandar al Gobierno Central, y que lo haga en coordinación con las comunidades de Castilla y León, Cantabria y Galicia quienes en conjunto soportamos el 95% de la población de lobos de España.

“No se puede gobernar en contra de los intereses y derecho de los ganaderos", subraya el diputado, que agrega que el PP no solo está "radicalmente" en contra de la inclusión del lobo en el Listado de Especies Silvestres en Régimen de Protección Especial "sino que creemos que una de las maneras de proteger y controlar el lobo es mediante su inclusión en el catálogo de especies cinegéticas".