Los diputados Pablo González y Pablo Álvarez-Pire han escuchado hoy a vecinos y hosteleros que denuncian problemas de convivencia y seguridad en la zona originados por los okupas del edificio de la plaza del Presi en el barrio de El Carmen en Gijón. El Grupo Parlamentario Popular se compromete a buscar “implicación institucional” para acabar con la okupación de este edificio del céntrico barrio gijonés

El Grupo Parlamentario Popular alerta del “hartazgo” de vecinos, hosteleros y comerciantes afectados por la okupación del edificio de la plaza del Presi en el barrio de El Carmen en Gijón, que denuncian problemas de seguridad y convivencia en la zona desde hace años originados por los
okupas, y pide “medidas” para “solucionar de una vez por todas” esta situación.

Frente a la casa okupa
Los diputados del Grupo Parlamentario Popular Pablo González y Pablo Álvarez-Pire se han reunido hoy en el barrio de El Carmen en Gijón con vecinos, hosteleros y comerciantes de la zona, que han mostrado preocupación ante esta situación y han lamentado que “las instituciones no hacen nada” para acabar con un problema que viene de lejos, desde hace cuatro años, subrayan. “Vemos que en cuatro años nadie ha hecho nada y los vecinos, hosteleros y comerciantes de la zona están hartos, quieren que se recupere la seguridad y la convivencia en su barrio”, aseguran los diputados del PP tras el encuentro de este mediodía.

El Grupo Parlamentario Popular se ha comprometido a buscar “implicación institucional” y trasladar esta problemática a la Junta General del Principado de Asturias, así como al Ayuntamiento de Gijón y a las Cortes Generales; para que, desde las competencias que atañen a cada institución, puedan tomarse medidas y acabar con la okupación de este edificio en el céntrico barrio gijonés.
Recientemente, los okupas del edificio de la plaza del Presi protagonizaron un nuevo altercado en el que un okupa agredió a un hostelero y los vecinos han vuelto a pedir que se tapie el edificio.
Desde el PP resaltan la importancia de encuentros como el de hoy para “escuchar de primera mano los problemas de la calle” y plantear soluciones.