Los diputados Gloria García y Ramón García Cañal y todo el Partido Popular lo tienen claro: “la izquierda en Asturias inició, propulsó, decretó y llevó a cabo" la defunción de la minería”. El de momento último capítulo de esta historia es la iniciativa de Unidos Podemos, aprobada el pasado 24 de octubre en el Congreso de los Diputados con los votos de PSOE, Cs, ERC, PDeCAT, Compromís, UPN, Bildu y Nueva Canarias y que se ha denominado "descarbonización expres". Las condiciones contenidas en la proposición equivalen a cerrar en 2020 las centrales térmicas, lo que en el caso de Asturias, explicó García junto con Cañal,  afectará a 600 empleos directos y unos mil indirectos.

La parlamentaria ha lamentado que, en lugar de decir la verdad, "las declaraciones que se hacen hasta ahora desde la izquierda terminan echando la culpa al PP, y es hora de poner negro sobre blanco del papel que ha jugado el PSOE en la minería". Así, García recordó que en Rodiezmo (León), en septiembre de 2009, el presidente José Luis Rodríguez Zapatero se comprometió a defender "durante su turno de presidente del consejo de la UE a la pervivencia del carbón". "No sólo no se contempló, si no que para más escarnio, el comisario de la Competencia presentó una propuesta de cierre", cargó que, añadió, ocupaba el socialista Joaquín Almunia. Fue el PP, añadió, quien presentó una enmienda y consiguió un retraso hasta 2018.

A esto se une un documento del BOE del 8 de noviembre de 2011, firmado por el ministro socialista Miguel Sebastián, que decretaba el cierre de las explotaciones mineras. Para la diputada no vale ahora que estas formaciones en Asturias digan que "se desmarcan", cuando en el Congreso de los Diputados "votaron asturianos", tanto del PSOE, como de Ciudadanos y Unidos Podemos. IU, que "dice también que se desmarca, fue de la mano con sus amigos de Podemos, y presentó la iniciativa, y piden explicaciones después de votar", subrayó. A la rueda de prensa asistieron presidentes y portavoces municipales del PP en las cuencas del Caudal y del Nalón.

Gloria García y Ramón García Cañal, durante la rueda de prensa en la sede del PP de Mi

Gloria García ha anunciado una moción en los ayuntamientos de las cuencas para expresar el rechazo del PP a esta medida, que "en la práctica supone el cierre de las térmicas y por consiguiente de las minas que pudieran seguir en activo a partir de 2018".

La diputada también ha denunciado el uso que le dio la administración socialista a los fondos mineros, "que se destinaron para cualquier cosa, como la perrera de Mieres o la apertura de museos, menos para crear empleo y dinamización económica".

A este respecto, García Cañal ha incidido en que el Ejecutivo de Rodríguez Zapatero "desvió" 3.500 millones de los Presupuestos Generales del Estado que "no llegaron al Instituto del Carbón", lo que derivó en "la falta de financiación y la paralización de los proyectos", situación con la que se encontró el Gobierno popular.

García Cañal ha defendido las medidas adoptadas por el Gobierno del PP para favorecer la reducción de emisiones y la transición energética, una senda que "se está cumpliendo" y que contrasta con el gasto de 780 millones de euros realizado por el Ejecutivo socialista "sólo para comprar cupos de emisiones".

"Pueden estar tranquilos, porque el Gobierno del Partido Popular defenderá el mantenimiento del carbón autóctono dentro del mix energético nacional", sentenció.