La presidenta insta a que quienes defienden la oficialidad, "una senda irreversible que afectaría a la Administración y a toda la comunidad", expliquen con claridad "qué supondría para la vida diaria de la gente, porque sería como en Cataluña"

"Los que están empeñados en establecer una cooficialidad del asturiano sea como sea y cueste lo que cueste se equivocan". Así de clara ha sido la presidenta del PP de Asturias, Mercedes Fernández, ante la aspiración de Izquierda Unida en la Junta General, verbalizada por su diputada Concepción Masa. "Defendemos el asturiano, pero somos contrarios a la cooficialidad, que no interesa a la sociedad en su conjunto y sólo está en la mente de unos pocos que deben explicar sus consecuencias", sentenció.

"Probablemente yo hable más asturiano que la señora Masa, de Burgos; y que el señor Llamazares, que es de Logroño", afirmó Mecedes Fernández en respuesta a preguntas de los periodistas tras visitar las instalaciones de la empresa Thyssenkrupp en Gijón. "La defensa del asturiano no nos puede llevar a implantar la cooficialidad, que supone cambiar la vida de la gente y obliga a estudiar el constructo artificial ideado por la Academia", añadió.

Esa cooficialidad, subrayó, "obligaría a una dualidad en la Administración, implicaría a toda la comunidad autónoma y marcaría una senda irreversible, por lo que no estamos a favor de un cambio en el Estaturo en ese sentido". A renglón seguido recordó que la vigente Ley de uso del asturiano la aprobó, precisamente, un Gobierno del Partido Popular.

Por las implicaciones que este cambio radical tendría en la región, la presidenta ha instado a que quienes defienden igualar el asturiano con el español "a golpe de decreto expliquen qué supondría en la vida diaria de la gente, porque sería como en Cataluña: docencia en asturiano en los colegios y en la Universidad, la obligación de estudiarlo a los funcionarios y de conocerlo para presentarse a una oposición...". 

"Deben tener muy malas encuestas cuando quieren poner el acento en una cuestión que no está en el día a día de Asturias ni de los asturianos, que lo que quieren es que haya empleo y tener un Gobierno que sepa dirigir la región sin estar ensimismado en sus propios problemas", consideró.

La "lamentable desfachatez" de los socialistas con la minería y el carbón

También ante preguntas de los periodistas, Mercedes Fernández confesó su "asombro ante la faceta de engañar a la gente" de los socialistas en todo lo relacionado con la minería del carbón.  

"Fue el PSOE quien puso el candado a la minería, con concesiones a Europa publicadas en el BOE siendo ministro el socialista Miguel Sebastián", recordó, "y los mismos que hicieron esto, en el último Congreso nacional del socialismo la delegación asturiana quedó perpleja ante la propuesta de liquidación del carbón que querían hacer en sus ponencias".

"En democracia las votaciones importan, porque es lo que vinvula a los grupos políticos y a los partidos", subrayó la presidenta, "y el PSOE ha votado a favor del adelanto al cierre de las térmicas". "Que ahora pretendan examinarnos a los demás de sus propios embustes y de su incoherencia es lamentable, pero eso es el socialismo", sentenció.