El portavoz de Turismo del Grupo Parlamentario Popular, Pedro de Rueda, ha tildado hoy de "drama" la conectividad aérea del aeropuerto de Asturias debido, subraya, a la "nula política del Gobierno socialista del Principado a la hora de mantener y atraer compañías aéreas”.

“Los anuncios de las aerolíneas de dejar de operar con el aeródromo de Santiago del Monte son una muy mala noticia y una desgracia previsible, ya anunciada por el PP debido a la política errática del Ejecutivo asturiano”, asevera.

"El Principado se ha negado a sentarse con muchas compañías aéreas", continúa De Rueda, muy crítico con el corto plazo que impone el Ejecutivo para los convenios de vuelos nacionales e internacionales desde el aeropuerto de Asturias.

A su juicio, esta política "errática, del Gobierno socialista lleva a la región a competir en "inferioridad" con los aeropuertos competidores de otras autonomías. Por ejemplo, hace diez años el aeropuerto de Santiago de Compostela adelantaba en unos 300.000 viajeros al de Asturias, ahora le supera en más de un millón.

El diputado del PP llama además la atención sobre el prejuicio que se le hace a las familias y a las personas que viven fuera de la región, que van a perder sus billetes y que han de pagar precios más caros para poder regresar o salir de Asturias.

El concurso lanzado por el Principado para las compañías “pareció teledirigido" para otorgar los vuelos nacionales a Iberia, añade. Compañía que "consiguió un monopolio y a los seis meses aumentó los precios de los billetes".