El portavoz de Cultura del Grupo Parlamentario Popular, Pedro de Rueda, ha mostrado su "preocupación" por la situación que atraviesa el Centro de Arte y Creación Industrial de la Laboral, en Gijón, "un resto y una muestra de la nefasta herencia del ex presidente Areces, con una política cultural basada en el 'grandonismo' de los continentes, no en los contenidos". "Los asturianos no quieren que se dilapide el dinero en pozos sin fondo, sino un Gobierno que gestione adecuadamente y levante la cultura, esto es todo lo contrario", sentencia.

"Desmesura sin justificación"

A juicio del diputado del PP, la Fundación que gestiona el centro "desde el principio no ha cumplido los propósitos para los que fue creada". "Se ha invertido demasiado dinero sin una justificación real, y ahora nos encontramos con un problema que ni el anterior Ejecutivo socialista ni el actual han sabido gestionar". "Ahora todos los asturianos probablemente tengamos que pagar esta desmesura sin justificación", señala.

"Todo el dinero puesto aquí, que al final veremos en qué acaba, pero parece que en nada bueno, se ha detraído de otras partes de la cultura asturiana que realmente están faltas de financiación",  subraya el parlamentario. "En Asturias han quedado por el camino muchos proyectos culturales porque había que mantener como fuera estos contenedores, a cualquier precio, para que a sus responsables políticos no se les pusiera la cara roja de vergüenza", asevera.

El PP ha presentado una interpelación urgente para que el consejero dé explicaciones en la Junta General, "no a nosotros, sino a todos los asturianos, porque es un tema de mucha gravedad y las cuentas deben estar claras".