El diputado regional del Partido Popular David González Medina exigió hoy, durante el Pleno de la Junta General, al PSOE y al consejero socialista de Educación que pidan perdón por su sectarismo ideológico contra la educación concertada, luego de que el Tribunal Superior de Justicia de Asturias (TSJA) haya anulado la supresión de una unidad de Infantil en el colegio Nazaret de Oviedo.

Una decisión que se adoptó a principios del pasado curso escolar, y que el TSJA ve ahora como arbitraria y contraria a la propia normativa de la Consejería.

Medina señaló que el colegio Nazaret “tiene una gran implantación social, con un gran trabajo con la comunidad educativa, con la comunidad social del barrio y con grandes proyectos educativos al apostar por la integración del alumnado inmigrante o con necesidades educativas”.

El recorte decidido por los socialistas “dejó al centro herido de muerte, y se hizo incumpliendo la ley, como denunció el PP”, y acusó al Consejero de argumentar con trampas, porque el descenso de matrículas se utilizó como justificación para continuar con el recorte de este curso.

“Se incumplió la normativa porque se saltó todos los plazos y requisitos legales y se dejo sin matricular a tres alumnos”, subrayó.

El diputado popular denunció que la Consejería “negó los hechos, mintió sistemáticamente y se negó a llevar acabo lo que pedía el PP y el colegio, que era de sentido común, con desprecio e incluso amenazas”.

Medina explicó que “como es lógico, y ante la vulneración de derechos sufridos, el colegio presentó un recurso ante el TSJA, que les ha dado la razón”.

“Es un hecho gravísimo, que demuestra el sectarismo del PSOE con la enseñanza concertada, y demuestra el malhacer del consejero, con una actitud despótica que debe tener responsabilidades políticas”, indicó.