El diputado regional del Partido Popular y vicesecretario de Organización, David González Medina, denunció hoy en Gijón que ningún dirigente de la izquierda asturiana ni ningún colectivo feminista ha condenado los intolerables e inaceptables insultos vertidos en las redes sociales contra la presidenta popular, Mercedes Fernández, por rechazar la oficialidad del bable.

Medina, y los presidentes del PP de Gijón, Mariano Marín y de Nuevas Generaciones, Andrés Ruiz, mantuvieron una reunión con jóvenes para analizar la fracasada política universitaria de los socialistas y debatir las propuestas del PP para mejorar la situación.

En este sentido, Andrés Ruiz afirmó que la campaña iniciada esta semana por Nuevas Generaciones en los campus de la Universidad de Oviedo en defensa de la Constitución, con la pega de carteles con la bandera de España, "ha molestado a la izquierda liberticida", y anunció que la organización juvenil del PP intensificará la lucha en la institución en favor de la democracia y en contra del adoctrinamiento radical en las aulas.

Por su parte, González Medina acusó al secretario del PSOE asturiano, Adrián Barbón, y la vicesecretaria general del PSOE, la asturiana Adriana Lastra de "alentar la entrada del radicalismo de izquierdas en la región, lo que supone un peligro para la convivencia".

"El socialismo moderado ha muerto y está llegando un veneno, un radicalismo de izquierda alentado, compartido y entendido por Barbón y Lastra, que es un peligro para Asturias", subrayó.

En relación a los estudios universitarios, Medina señaló que el PP está a favor de implantar el grado de Gastronomía en Asturias, además de otras ofertas, como Deportes, Organización Industrial o Ingeniería de datos.

Unos grados y másteres que son necesraios para que los jóvenes tengan en la región la oferta educativa necesaria para que no abandonen Asturias.