El diputado regional del Partido Popular David González Medina, portavoz de Educación, acusó hoy a los socialistas de querer asfixiar económicamente a la enseñanza concertada, mediante una persecución fiscal que tiene como objetivo último acabar con la mínima libertad de elección educativa de las familias.

Medina denunció que la izquierda quiere “robar” a los padres de la concertada al impedir que se pueda desgravar por los donativos a los colegios, “un derecho que tienen todos los asturianos”, y exigir que se devuelvan más de 2.000 euros al fisco por las aportaciones voluntarias de los últimos años.

“Si a los socialistas no les gusta que las familias hagan donaciones, lo que podrían hacer es aumentar los fondos a la concertada y no recortar más de un 30 por ciento, como se ha hecho en Asturias, lo que ayudaría mucho a la igualdad entre las distintas redes educativas”, subrayó.

El diputado popular indicó que también ayudaría mucho que “se supere la discriminación salarial que sufren los profesores de la concertada, y que todos los alumnos tuvieran acceso a las misma becas y ayudas”.

Para González Medina, los socialistas están empeñados en imponer la red pública y coartar la libertad de las familias, “y por eso quieren asfixiar   y perseguir económicamente a la enseñanza concertada”.

El portavoz popular de Educación señaló que, además, “supone otra cesión de Pedro Sánchez hacia los radicales que le sustentan en el Gobierno, porque ya no sabe qué hacer para mantenerse en La Moncloa: cede ante los separatistas y golpistas, firmando documentos vomitivos, cede ante los comunistas elevando la presión fiscal a las familias asturianas y ahora cede ante los podemitas con este ataque a la enseñanza concertada”.