· Apuesta por que el dinero vaya a las pequeñas y medianas empresas, y anima a las dedicadas a agricultura y ganadería, instalación y distribución de energía, hostelería e industria manufacturera, a presentar proyectos. · Teresa Mallada alerta de que ya han “saltado todas las alarmas” porque el Principado ha sido incapaz de tramitar el primer paquete de ayudas para la instalación de sistemas de autoconsumo, de 14,5 millones.

El economista Daniel Lacalle ha asegurado hoy que Asturias “tiene todos los ingredientes para crecer más que la media nacional porque su industria y su sector servicios tienen un enorme potencial”.

Lacalle se ha manifestado así durante la celebración en Gijón de un acto con autónomos y empresarios, organizado por el Partido Popular de Asturias.

El economista ha defendido la necesidad de que los fondos europeos se destinen a las pequeñas y medianas empresas, que son las que generar empleo y las que necesitan este dinero “para digitalización, mejora de los procesos, etcétera”, ya que ha señalado, las grandes empresas “se han manejado muy bien durante la pandemia y siguen obteniendo beneficios, merecidamente”. “Las grandes empresas sostienen empleo en momentos de crisis, lo que es muy importante; pero apenas crean nuevo empleo”, ha agregado en este sentido.

Lacalle ha advertido sobre el hecho de que en España se ha vendido de antemano la idea de que los fondos europeos van a ir destinados a grandes empresas energéticas o de comunicaciones cuando en otros países, se están presentado proyectos por parte, por ejemplo, de restaurantes.

Así, ha destacado cuatro sectores que en Asturias podrían presentar proyectos atractivos para conseguir estos fondos: el sector primario, “que además cumple con los criterios de sostenibilidad”; el sector energético en lo relativo a proyectos de eficiencia energética e instalación y distribución de energía; la industria manufacturera o de componentes; y el sector servicios, especialmente hostelería y turismo.

Ha añadido que deben ser proyectos “con una rentabilidad económica real y que sean capaces de superar el filtro de la Unión Europea; que no va a ser fácil”.

 

Oportunidades para frenar la despoblación atrayendo nómadas digitales 

lacall2

El economista también ha indicado que Asturias tiene unas oportunidades “espectaculares” para frenar la despoblación atrayendo nómadas digitales que puedan desarrollar su trabajo desde cualquier parte del planeta porque no deban estar cerca de un centro de producción. “Lo único que hace falta es que no se pongan trabas burocráticas, fiscales o tecnológicas”.

En este sentido, ha lamentado que el sistema fiscal del Principado “penalice” la llegada de talento e inversión y ha apostado por una fiscalidad “más orientada a aumentar las bases imponibles porque la atracción de capital tiene efectos muy positivos en el empleo, el crecimiento económico y hace aflorar la economía sumergida”.

Lacalle también ha subrayado el “brutal potencial exportador de Asturias” y ha animado a las medianas empresas asturianas a multiplicar sus ventas internacionales “porque todo lo que produce Asturias está hiperdemandado en el mundo”.

“A Asturias no le falta nada, solo que no le pongan zancadillas, que se faciliten las cosas al que quiera invertir o emprender en esta región”, ha concluido Lacalle, que ha vuelto a insistir en la urgencia de aprovechar los fondos europeos.

Mallada, por su parte, ha lamentado que pese a la importancia de la llegada de estos fondos para la recuperación a nuestra región, el Gobierno del Principado haya sido incapaz de gestionar si quiera en tres meses, el primer paquete de ayudas, destinado a la instalación de sistemas de autoconsumo, que ascendían a 14,5 millones de euros. “Obviamente nos han saltado las alarmas. Si no han podido tramitar estas ayudas, que suponen una cantidad ínfima respecto al global que anuncian a bombo y platillo; ¿Cómo van a gestionar los más de 600 millones que supuestamente le corresponden a Asturias?”, se ha preguntado la popular.

Las empresas, y sobre todo las pymes, ha agregado Mallada, están sufriendo una subida de sus costes energéticos del 35%, “con muchos sectores viendo como desaparecen sus beneficios por las facturas de la energía, de la luz y el gas” y estas ayudas “podrían suponer la puesta en marcha de energía más barata para todos ellos, por eso era necesaria la rapidez, la eficacia y no una nueva maraña burocrática”.

La popular ha vuelto a incidir en la necesidad de un cambio político en Asturias que haga competitiva a la región y ha asegurado que el proyecto del Partido Popular pasa por: más empleo, menos impuestos, menos burocracia y más formación.