Las comparecencias previas a la tramitación de los presupuestos generales del Principado han dado comienzo con "lagunas y mentiras". Las del consejero de la Presidencia, Guillermo Martínez, que según el diputado regional del PP José Agustín Cuervas-Mons han venido a confirmar que las cuentas pactadas con IU y Podemos "no solucionan los problemas de Asturias ni son lo que necesitan los asturianos".

Todo lo contrario: "este giro hacia la izquierda radical es lo peor que podía pasarle" a la región. "Disminuye la inversión y supone un paso más hacia la Asturias subvencionada que, desde nuestro punto de vista, ni es buena ni es razonable", precisó Cuervas-Mons.

En su opinión, el consejero de Presidencia "es uno de los que más falta a la verdad". Y puso como ejemplo el hecho de que "destinen otra vez 1,2 millones euros para los juzgados de Luarca, que llevan presupuestando desde 2015, pero están sin hacer"; o que no figure el Palacio de Justicia comprometido en Langreo. 

Cuervas-Mons puso el foco igualmente sobre la política demográfica del gobierno regional, que para asentar población y solucionar uno de los principales problemas de la región dispersa partidas en diferentes consejerías en lugar de apostar por un plan específico: "Para que no se sepa que, en realidad, no invierten ni un duro".