Mercedes Fernández presenta las jornadas que analizarán en Gijón las consecuencias de la medida, destaca que en el PP “estamos muy orgullosos de hablar asturiano sin artificios y de defender nuestra tierra”, y muestra su sorpresa por la postura de Foro

La presidenta del Partido Popular, Mercedes Fernández, afirmó hoy que con la pretendida cooficialidad del bable “unos pocos quieren imponer a todos una lengua artificial que rechaza la sociedad asturiana”.

Mercedes Fernández presentó, en la sede regional del partido, las jornadas que mañana, miércoles, se celebran en Gijón para analizar las consecuencias que la cooficialidad del bable tendría en todos los asturianos, “en la vida ordinaria de las familias, en el quehacer cotidiano de las empresas y comercios, en la enseñanza y la Universidad, en las relaciones de la Administración con los ciudadanos o en la vida de los opositores”.

En referencia a un eufemismo utilizado por los socialistas, la presidenta destacó que no “una cooficialidad amable, sino que comporta una serie de obligaciones que se desplegarían en el momento en que fuese impuesta en Asturias”.

La líder del PP señaló que empezaron en saltar las alarmas por una serie de acontecimientos políticos “que justifican nuestra preocupación, por la falta de claridad en los mismos, deliberada, y el disimulo que se pretende”.

De esta manera, citó que en noviembre 2017, en el debate sobre el estado de la región el PP propuso rechazar la cooficialidad del bable, iniciativa que contó con el apoyo de Ciudadanos y el rechazo de Podemos e IU, “que no nos supuso gran sorpresa, porque son coherentes con sus postulados”, y de Foro, “que unió sus tres votos a la radicalidad de izquierdas: Fue una sorpresa mayúscula”.

Sorpresa mayúscula con Foro

Asimismo, añadió, la alcaldesa gijonesa de Foro, Carmen Moriyón, se une a Podemos para manifestar su aceptación a la cooficialidad.

A este respecto, Mercedes Fernández recordó que en el acuerdo de coalición entre PP y Foro para las elecciones generales en ningún momento se establece un compromiso de cooficialidad, que debería necesitar la aprobación de las Cortes al precisar de la reforma del Estatuto. “Ni siquiera estuvo en las conversaciones antes de firmar el documento del acuerdo, agregó.

Las alarmas se siguieron disparando, continuó Mercedes Fernández, cuando el PSOE, que siempre fue contrario a la oficialidad del bable, respalda en su último congreso regional la cooficialidad por 38 votos a favor y 35 que no respaldaron la enmienda.

“Conviene que los asturianos sepan dónde esta cada cual, porque el PP no quiere jugar a ningún disimulo: rechazamos la cooficialidad del asturiano y el castellano”, remarcó.

Mercedes Fernández afirmó que “no es un termómetro de asturianía, porque somos tan asturianos como el que más, defendemos nuestra tierra con ahínco y decimos a todos los ministros que tenemos que hacer cosas en Asturias, rápido y bien”.

Nadie pide la cooficialidad

“Recorremos Asturias de punta a punta y nos hablan de muchas cosas, del trabajo o de las pensiones, pero nadie se acerca a pedirnos la cooficialidad”, manifestó.

La presidenta indicó que “hay que hablar asturiano con la normalidad que de los que hablamos asturianos, que no todos lo hacen. Una lengua tiene que ser un vehículo de comunicación, y lo que no queremos en Asturias son traductores simultáneos, que no nos hacen ninguna falta, que no los pide nadie y que trasladaría a la sociedad algo que en su conjunto ni pide ni demanda”.

“Son operaciones tan artificiales que hay que desmontarlas con naturalidad, y decir a la gente que lo que algunos afirman que es una cooficialidad amable, y otros que no importa mucho, en el momento en que se establece se despliega un haz de derechos y obligaciones que invaden la vida de la gente”, recalcó

La líder del PP afirmó que “en Asturias hay demanda de muchas cosas, queremos que venga el AVE rápido, pero sinceramente una demanda de cooficialidad del bable no existe en la sociedad asturiana”.

Asimismo, Mercedes Fernández expresó que en lo que se llama normalización lingüística, por ejemplo, con indicadores en calles y carreteras también en asturiano, “se gastan los asturianos muchos dineros públicos, y que nada añaden a la convivencia en el día a día”.

Orgullosos de hablar asturiano

“Estamos muy orgullosos de hablar asturiano, de defender nuestra tierra y de entendernos entre nosotros, sin que unos pocos nos digan cómo hay que llamar a las cosas, con artificios”, reivindicó.

La presidenta señaló que “algunos tratan de que sea un discurso disimulado, de que se enteren pocos, y por eso organizamos una jornada porque queremos explicar lo que otros callan”.

Esta jornada, a las siete de la tarde de mañana en el Antiguo Instituto de Gijón, contará con la participación de Rafael Arenas, catedrático de Derecho y ex presidente de Sociedad Civil Catalana; Félix Fernández de Castro, doctor en Filología, y Joaquín López, padre de familia asturiano afectado por la discriminación linguística en Baleares, y será presentada por el periodista Carlos Cuesta.