Iñigo de la Serna agradece la labor de las fuerzas de seguridad del Estado y Mercedes Fernández afirma sentirse “orgullosa del Gobierno de España por su actuación ejemplar para que se cumpla exquisitamente la ley y la Constitución”

El ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, afirmó hoy en Oviedo que sería "un disparate" que el Gobierno catalán siguiese en la línea de la desobediencia, y expresó su deseo de que todo vuelva a la normalidad, ya que la manera de proceder por parte de la Generalitat "no es la mejor forma de entender la democracia".

De la Serna, que presidió junto a Mercedes Fernández un encuentro en Oviedo sobre infraestructuras, señaló que lo vivido ayer en Cataluña fue "vergonzoso", no sólo por su carácter ilegal, sino por la ausencia de un comité electoral o de un censo que le dotase de algún tipo de garantía, y criticó que se cambiasen las leyes contra la propia ley que sustentaba dicho referéndum minutos antes de celebrarse.

Ello, advirtió, provocó un "descontrol" en la que hubo gente que votó hasta en cuatro ocasiones, o escenarios en los que había urnas llenas de papeletas durante su traslado a los colegios.

Por este motivo, De la Serna consideró que las cifras escrutadas son "totalmente inventadas", ya que no se puede saber de dónde han salido ni cómo se han contabilizado, y responsabilizó al Gobierno catalán de haber agrandado la fractura, "violando las leyes y despreciando los valores de la convivencia".

El ministro agradeció a aquellos partidos que han mostrado "su lealtad" al Gobierno central en este asunto y a las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado que han velado por el cumplimiento de las leyes, e hizo un llamamiento a todas las formaciones para que "no se dejen arrastrar por los radicales".

Además, expresó su deseo de que la Generalitat cambie su actitud, aunque las declaraciones de ayer indicasen lo contrario, ya que "España ha superado situaciones más complicadas", y recordó que el PP "no va a cerrar la puerta" a un proceso de diálogo sensato, aunque siempre dentro del marco de las leyes.

Por su parte, Mercedes Fernández afirmó que “como españoles tuvimos ayer un día amargo, donde unos pocos quisieron poner en jaque a muchos”, y calificó de ejemplar que el Gobierno de España dé cumplimiento exquisito a la ley y a la Constitución.

Asimismo, destacó que “nos sentimos especialmente orgullosos del Gobierno de España y de las fuerzas de seguridad del Estado”.