El Pleno de la Junta  ha aprobado la proposición del Grupo Popular a favor de las parroquias rurales en Asturias, con el único voto en contra del PSOE, partido que sostiene al Gobierno autonómico. 

En su defensa, la diputada Carmen Pérez García de la Mata, como ya hiciera en su visita a la parroquia de Caleao (Caso) para explicar esta iniciativa, destacó las cuatro reivindicaciones "básicas, necesarias y urgentes" que estas entidades locales llevan años reclamando.

Así, la iniciativa del PP aprobada por el Parlamento exige la modificación de la ley del año 1986 de parroquias rurales y una mejora en la financiación de estas entidades, a través de una modificación presupuestaria "que sí aceptan para otras cuestiones", apuntó.

La proposición pide también que las parroquias rurales cuenten con representación en los órganos de gestión de los parques naturales en los que están ubicadas, así como que se garantice su presencia en los once grupos de desarrollo rural, de los que solo tres incluyen a las parroquias en sus órganos de gestión.

Las parroquias rurales son las "grandes olvidadas" de la Asturias del paraíso natural, que en parte "debe" la denominación a esas 39 entidades que García de la Mata considera el "freno natural" a la caída demográfica.

A su juicio "parece poco" decir 39 parroquias, si bien la parlamentaria apuntó que en ellas viven 9.000 habitantes, que desde hace décadas vienen demandando una "serie de necesidades urgentes que van siendo desoídas" mientras que "se les exige obligaciones".