La Junta General aprobó hoy una iniciativa del Partido Popular para que Asturias cuente con un plan específico de apoyo y ayuda a las familias y personas afectadas por la enfermedad celíaca.

En cambio, dos puntos de la proposición no de ley popular fueron rechazados por la izquierda de la Cámara, los que defendían la necesidad de incluir en el citado plan rebajas en el IRPF y subvenciones a las asociaciones y comercios que asisten a este colectivo.

El diputado regional del PP y portavoz de Sanidad, Carlos Suárez, señaló que el objetivo pasa por “asignar y ordenar estas ayudas para una enfermedad real, con afectados de cualquier edad, adultos y niños, y que nada tiene que ver con una moda alimentaria pasajera como tantas que podemos ver en la actualidad”.

Carlos Suárez explicó que hay un tratamiento específico y demostrado como eficaz, que es la abstención de gluten y el consumo de alimentos sin gluten, que permite una vida completamente normal.

El parlamentario popular defendió que el citado plan, en el ámbito autonómico, debería incluir una rebaja en el tramo autonómico del IRPF, a través de un registro nacional de afectados que ya existe en otros ámbitos, como en la Hepatitis C o la hemofilia.

Asimismo, Carlos Suárez indicó que son varios ya los establecimientos de alimentación que llevan a cabo una buena política de comercialización de estos productos, “y con la ayuda de la Administración regional debe ser extendida a todo el comercio del ramo y el relacionado”.

El portavoz de Sanidad señaló también que en el ámbito local se hace precisa una política de coordinación con el Principado, para que los ayuntamientos sean los que detecten los casos de máxima urgencia para poder proceder a una ayuda inmediata, sobre todo de las personas en riesgo de exclusión y los niños afectados.