El diputado regional del Partido Popular Carlos Suárez cuestionó hoy, durante el Pleno de la Junta General, la existencia de la Agencia de Sanidad Ambiental, al considerar que sólo añade burocracia al organigrama de la Consejería de Sanidad y ralentiza aún más el proceso administrativo.

Carlos Suárez afirmó que la Agencia de Sanidad Ambiental no supone en realidad más que “otro chiringuito socialista para colocar amigos con dinero público, y enterrar en burocracia lo que podría funcionar bien”.

El parlamentario y portavoz popular de Sanidad ironizó durante el debate en la Cámara regional con el Consejero y señaló que tal parece que la Agencia de Sanidad Ambiental se creó en realidad “para ocupar despachos en las sedes del Principado”.

“Esta agencia supone un paso y una instancia innecesarios”, concluyó.