El diputado regional del Partido Popular Carlos Suárez realizó hoy, en el Pleno de la Junta General, un duro ataque al decreto socialista de garantías sanitarias, al que calificó de “simple propaganda y un timo y una burla a los asturianos, ya que no ofrece garantía alguna a los usuarios de la Sanidad pública de Asturias”.

Carlos Suárez afirmó que una semana después de iniciarse su aplicación, ya ha quedado claramente demostrado que el decreto “es un inútil y no tiene ningún efecto en la mejora de las listas de espera”.

El portavoz popular de Sanidad destacó que el decreto solo ha perseguido justificar el rechazo del PSOE a la proposición de ley del Partido Popular, que sí garantizaba auténticas garantías sanitarias.

“Un rechazo que ha sido una obcecación que ha tenido un final lamentable”, señaló.

Carlos Suárez se detuvo en repasar algunos aspectos del decreto, como el recurso a las peonadas, “tras asegurar durante años que no eran necesarias”, o la genérica mención a que se ofrecerán derivaciones a hospitales públicos “en la medida de lo posible”.

El diputado del PP incidió en que no se sabe qué va a pasar con las reclamaciones, “lo que es una imprudencia e irresponsabilidad, una tomadura de pelo a los asturianos”.

En este sentido, afirmó que una garantía debe ser un derecho, “y si se promete un tiempo de atención se debe cumplir, y en caso contrario debe haber consecuencias”.

“Si la Sanidad pública no puede cumplir con sus compromisos, se debe dar al usuario la posibilidad de que sea atendido en un centro privado, pero si se pusieran todos los medios necesarios y todos los recursos, nadie tendría que ir a la Sanidad privada”, remarcó.