La izquierda veta en la Junta la tramitación de la proposición de ley del PP para apoyar la natalidad, la conciliación y el teletrabajo en la Administración del Principado. “Hay que dar respuestas al envejecimiento de Asturias”, afirma Mercedes Fernández

La izquierda asturiana -PSOE, Podemos e IU- impidió hoy, en el Pleno de la Junta General, la tramitación de la proposición de ley presentada por el PP para aumentar de 16 a 20 semanas el permiso de maternidad de las funcionarias del Principado.

La presidenta del Partido Popular, Mercedes Fernández, afirmó durante la defensa de la proposición que “se trata de una iniciativa moderna, solidaria y que favorece la conciliación de la vida laboral y familiar”.

El PP planteaba modificar la ley regional de la Función Pública, que data de 1985. “Tenemos la obligación de adaptar las leyes a los tiempos que vivimos, para responder a las demandas de la sociedad”, subrayó Mercedes Fernández.

La presidenta afirmó que desde 1985, “en Asturias la demografía se ha convertido en un problema medular, porque nos hemos convertido en una región muy envejecida, donde no se favorece la natalidad ni la conciliación”.

Mercedes Fernández señaló que es necesario aprovechar las competencias autonómicas, y añadió que la ampliación del permiso de maternidad en la Administración ya se ha explicado con éxito en otras comunidades, como Andalucía o Galicia.

“Es un asunto al que no le conviene el sectarismo ni el partidismo”, destacó, a la vez que indicó que la iniciativa del PP incluye también los permisos por adopción y acogimiento, y dos semanas más, hasta las 22, para niños con discapacidad y partos múltiples.

La líder del PP afirmó que también se debe potenciar el teletrabajo en la Administración, lo que conllevaría una apuesta necesaria por modernizar la Función Pública.