Mercedes Fernández afirma en Siero que el nuevo Gobierno socialista de Pedro Sánchez "ha puesto en jaque, en solo 24 horas, la defensa de la minería que el PP llevaba haciendo en los últimos años", y pide a los sindicatos que respondan con contundencia

La presidenta del Partido Popular, Mercedes Fernández, afirmó hoy en Pola de Siero que Asturias "tiene que plantarse con una sola voz" en defensa del sector del carbón y de las centrales térmicas de la región, ante el "lamentable" objetivo del nuevo Gobierno socialista de liquidar la minería.

Mercedes Fernández clausuró el congreso de Nuevas Generaciones de Siero, que eligió presidente a Javier Mateus, y en declaraciones a los medios de comunicación calificó de irresponsables las afirmaciones de la ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, sobre el escaso futuro del carbón y la necesidad de avanzar en el cierre de centrales térmicas que lo usan para generar energía.

La presidenta recordó que el Parlamento asturiano, con la única abstención de C's, respaldó la iniciativa del PP en el Congreso para condicionar cierres como el solicitado por Ibedrola para las plantas de Lada y Velilla a su efecto sobre el aumento del precio de la electricidad, a la que se oponían PSOE y Podemos en la Cámara Baja.

Para la líder del PP, "quienes nombraron a la ministra y quienes estuvieron de acuerdo con ese nombramiento sabían muy bien que era contraria al carbón", dado que Ribera "tiene biografía, currículum y muchos discursos en su haber y ninguno era favorable" al sector.

MercedesFernández incidió además en que la presidenta de Hunosa, Teresa Mallada, planteó un plan de futuro basado en la extracción de carbón a cielo abierto que permitiría conservar 800 empleos.

A su juicio, aunque los sindicatos se molestaran porque dicho plan fuera trasladado por Mallada a la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI) sin su conocimiento, "deben estar a la altura de las circunstancias en defensa del carbón" para responder "con la contundencia que merece" a la ministra.

"En veinticuatro horas puso en jaque lo que algunos llevábamos construyendo con el anterior gobierno desde hace dos años", añadió la presidenta.