Mercedes Fernández defiende que la región “se puede gestionar de otra manera, para acabar con 30 años de régimen socialista”, y muestra su "preocupación" por una posible alianza del PSOE con la izquierda radical que comience con los próximos Presupuestos

“Asturias se puede gestionar de otra manera. Es necesario acabar con 30 años de régimen socialista que han hipotecado el futuro de nuestra comunidad”, sentencia la presidenta del Partido Popular de Asturias, Mercedes Fernández. “Necesitamos marcar un fin de ciclo, y que la región no sólo lidere lo malo; en el PP trabajamos con ilusión, fortaleza e ímpetu para que Asturias sea la mejor de España en casi todo, mirando siempre por el interés general de todos", añadió.

La líder de los populares asturianos realizó estas declaraciones en un desayuno con medios de comunicación en Gijón, dentro del inicio del curso político. Junto al presidente del PP gijonés, Mariano Marín; concejales y otros miembros del equipo popular en la ciudad, Mercedes Fernández analizó la actualidad regional con la mirada puesta en las necesidades de Asturias.

Por ejemplo, en lo que deberían ser los Presupuestos del Principado para 2019. Un reto que, confesó, le produce “una alta preocupación". Primero, por no ver al aún presidente del Principado, Javier Fernández, preocupado por ello. Después, por la posibilidad de que las nuevas cuentas se negocien con “la izquierda radical, lo que castigaría a Asturias”.

M

Como ya ocurrió para los Presupuestos de 2015 y 2017, el PP, afirmó su presidenta, estaría dispuesto a afrontar una "negociación sensata" para diseñar unas cuentas que "den satisfacción a la inmensa mayoría de la sociedad asturiana". "Con quien no creemos que haya que llegar a acuerdos es con Podemos, porque empobrecen todo lo que toca", añadió antes de apuntar que la formación morada siempre defiende "crear más sector público y subir impuestos estrepitosamente".

La eliminación del injusto Impuesto de Sucesiones en Asturias es uno de los compromisos del PP de Mercedes Fernández, dentro de un modelo fiscal "equitativo y justo". También la necesidad de impulsar una red de escuelas de 0 a 3 años gratuita que evite el "disparate económico" que deben abonar las familias cada mes por este servicio.

En los meses que quedan hasta las elecciones autonómicas y municipales del 26 de mayo, la presidenta del PP cree que la obligación del jefe del Ejecutivo autonómico, Javier Fernández, es "mojarse por su tierra" ante el Gobierno de España, mostrando "valentía, decisión y hechos".

“Es patético que, en su reunión con el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, aunque no se lleven bien, todo lo que consiguiera fuese un “tomo nota” de sus peticiones. Se tenía que haber plantado para defender lo nuestro”, considera. Por ejemplo, ante un PSOE dispuesto a “hipotecar, una vez más, el futuro de Asturias una descarbonización exprés".

“Por cambiar las caras de los candidatos el esquema no cambia: las políticas socialistas serán las mismas se llame el candidato Javier o Adrián, y lo harán con Podemos”, alertó.

Por su parte el presidente del PP de Gijón, Mariano Marín, ha denunciado la "inactividad" del gobierno de Carmen Moriyón, que está manteniendo un "silencio clamoroso" en cuestiones de importancia para la ciudad como el plan de vías, el cierre del túnel de Aboño y la depuradora del este.

Además de lamentar la "falta de impulso" en obras como el edificio de Tabacalera y la residencia de estudiantes, ha afirmado que la regidora "tiene la mente puesta en otros lugares y Gijón ya no es su prioridad".