"El juego sucio del PSOE no nos coge por sorpresa porque ya habíamos sido amenazados por su portavoz, Fernando Lastra", dice el parlamentario, y asegura que representantes socialistas de Oriente y Occidente están en su misma situación

El diputado del Partido Popular en la Junta General del Principado de Asturias, Alfonso Román López, ha negado este viernes haber recibido dietas por kilometraje que no le hayan correspondido. "Afirmo rotundamente que nunca he cobrado ni un sólo euro por kilometraje que no haya realizado para llevar a cabo mi labor como diputado por el Occidente", ha manifestado. Es más, ha considerado que hace más kilómetros en su trabajo de parlamentario de los que cobra.

Román López se ha pronunciado en estos términos en una rueda de prensa en la Cámara regional, ante lo que considera una "campaña orquestada" del PSOE contra él y el PP. El diputado ha afirmado que el propio portavoz socialista, Fernando Lastra, le había "amenazado" con hacer público algo que les iba a hacer daño. "El juego sucio del PSOE no nos coge por sorpresa", ha apuntado, "sobre todo después de que el PP haya dejado en evidencia a los diputados socialistas, que no quieren reducirse el sueldo ni disminuir el tamaño de la Cámara".

Después de afirmar que él está empadronado en la localidad de Tapia de Casariego, a unos 133 kilómetros de Oviedo, donde está ubicada la Junta General, indicó que "a lo largo del año, paso no menos de 200 días en esta localidad".

Y ha dicho que ya la pasada legislatura, sin que nadie se lo pidiese, solicitó renunciar a la mitad de sus dietas por este concepto, dado que había días que se quedaba en Oviedo, donde tiene una residencia. En la rueda de prensa mostró las nóminas de 2007 y de 2011, con 777 euros y 782 euros mensuales respectivamente en concepto de dietas por kilometraje. La Junta General paga a los parlamentarios 0,18 euros por kilómetro, treinta días al mes.

El diputado popular ha dicho que de esa forma cobraba la mitad del dinero al que tenía derecho y ha reconocido que el sistema de la Junta es "rígido", y establecía que "o se cobra íntegramente el kilometraje o no se cobra nada". Para él, las dos fórmulas son injustas. Ha afirmado que intentó buscar una solución alternativa con los servicios de la Cámara, tanto la pasada legislatura como ásta, "pero me dijeron que no existía", ha apuntado. El Parlamento no tiene ningún sistema para controlar la actividad de los diputados, aunque según Román López "probablemente haya quien pretenda ponerles una pulsera como a los delincuentes".

Alfonso Román López ha reconocido que el sistema de pago de dietas por kilometros para los parlamentarios es "injusto". Por eso, ha abogado por un sistema como el de los funcionarios, es decir, prescindir de las dietas y autoliquidar los kilómetros recorridos. Mientras tanto, ha dicho que ha decidido percibir las dietas íntegras durante dos años y, a partir del 31 de mayo próximo, renunciará a cualquier tipo de retribución por ese concepto. Con esta fórmula, el cómputo total de la legislatura sería que recibiría la mitad de lo que le correspondería.

Por último, ha criticado a los parlamentarios del PSOE y les ha invitado a que ellos también den explicaciones. Ha dicho que el diputado socialista Alejandro Vega, parlamentario del Oriente, también cobra esas dietas por kilometraje, cuando no tiene ni coche ni carnet. "O el diputado Francisco González, del Occidente, que no ha venido a plenos y comisiones últimamente; ¿tiene pensado devolver el dinero?", le ha preguntado.

Román López cree que sería también "interesante" conocer las nóminas de diputados socialistas que se presentaron por el Oriente o por el Occidente en las últimas legislaturas y que también tienen una vivienda en Oviedo.