Mercedes Fernández defiende en la Junta la iniciativa del PP para que las escuelas infantiles de 0 a 3 años sean gratuitas, y denuncia que el sectarismo de PSOE, Podemos e IU impide dar solución a un problema grave de las familias asturianas

La presidenta del Partido Popular, Mercedes Fernández, denunció hoy que el sectarismo de la izquierda, “que forma parte de su ADN”, está impidiendo dar una solución a un problema grave de las familias asturianas, que tienen que hacer frente a un pago de 300 euros al mes por una plaza en una guardería pública.

PSOE, Podemos e IU volvieron a pulsar la tecla del no, en el Pleno de la Junta General, para impedir que se tramite la proposición de ley del PP para que las escuelas infantiles de 0 a 3 años sean gratuitas.

“A la izquierda le tendría que caer la cara de vergüenza, preocupada solo por las pancartas y los slóganes, por hacer discursos grandilocuentes, pero las leyes y las acciones que garantizan los derechos, no”, subrayó la presidenta.

"Forofa de la conciliación"

Mercedes Fernández destacó que “soy una forofa de la conciliación de la vida familiar y laboral”, y añadió que para conseguirlo es necesario adoptar nuevas políticas: “La gratuidad de las guarderías es una medida razonable, justa y necesaria, y más en la región más envejecida de España, pero la izquierda se cruza de brazos”.

La líder del PP señaló que no hay ninguna razón para que la educación de 0 a 3 años no tenga las mismas condiciones que la de 3 a 6 años, y remarcó que de esta manera “Asturias podría ser pionera en algo, liderar algún asunto en el conjunto de España”.

“Pero el Gobierno regional dice que no es favorable a la gratuidad; es la respuesta de la izquierda ante una oportunidad de conciliar de verdad la vida laboral y familiar, sin arruinar a las familias, lo que es intolerable e injusto”, denunció.

Para la presidenta, lo que sucede es que a la izquierda, “que se queda ensoñada, en sus discursos rancios del pasado, le da un coraje supremo que sea el centro derecha el que haya trasladado al Parlamento lo que cuesta a las familias las guarderías, que pagan por una plaza más que por una matrícula de una ingeniería”.