Entrevista con Rafael Alonso, presidente y portavoz del Partido Popular de Langreo: "Nuestro principal objetivo es llegar a más gente y gobernar, que se acerquen a nosotros, abrirnos a la sociedad"

En todas las organizaciones hay personas que, sin hacer ruido, sin llamar demasiado la atención, desarrollan tareas de una importancia especial, siempre con rigor y laboriosidad. En esta categoría encaja el trabajo diario del presidente y portavoz del Partido Popular en Langreo, Rafael Alonso, sobre todo una gran persona, humilde, dialogante, comprometida, leal y muy querida en el partido. Licenciado en Derecho por la Universidad de Oviedo, casado y sin hijos, Alonso (Sama de Langreo, 1962) es abogado y Técnico Superior en Prevención de Riesgos Laborales.

También “un poco” aficionado al senderismo, es vicesecretario general de Formación de la dirección del PP de Asturias salida del congreso en el que Mercedes Fernández fue elegida como su primera presidenta. Se conocen muy bien. Trabajaron juntos, de forma intensa, durante los cuatro años en los que Cherines fue delegada del Gobierno en Asturias (2000-04) y Rafa -porque así le conoce todo el mundo- su jefe de Gabinete. Alonso es una persona de la máxima confianza de la presidenta y por la que ésta siente una especial debilidad. Se profesan un gran afecto mutuo, y eso se nota en el trabajo. 

En esta entrevista, elaborada por la Oficina de Información del PP de Asturias, las respuestas de Rafael Alonso describen a quien, a pesar de ser el actual referente del PP de Langreo, el artífice de su rápida recuperación tras la escisión de 2011, se resiste a que su trabajo destaque más de lo estrictamente necesario, poniendo siempre al equipo por delante de los personalismos.

-Usted ha sido concejal del Partido Popular en Langreo en dos momentos distintos. ¿Cómo ha evolucionado el concejo en estos años?

-Es cierto que los momentos son distintos, pero en el fondo no son tan diferentes. Llegué al Ayuntamiento en 1991, con la crisis de los 90, cuando el municipio sufría el cierre de empresas y el paro. Se estaban pactando las prejubilaciones de Hunosa, y en el Grupo Duro Felguera de Barros se estaba ajustando personal. Cuando vuelvo, en 2011, por desgracia los problemas de Langreo no son muy distintos de aquellos. Sí es cierto que, entre 1995 y 1999, el concejo experimenta un cambio. Se adecentan grupos de viviendas, se construyen y se abren centros sociales y sanitarios, se peatonaliza; es decir, se invierte en Langreo. El Gobierno de España y el del Principado, del Partido Popular, apostaban por este municipio. A partir de este período, con gobiernos de otros signos políticos, empieza a hablarse de proyectos faraónicos que, o no se hacen, o no se finalizan, hipotecando al concejo.

-¿Cómo fue el proceso que usted lideró para reconstruir el partido tras la escisión de 2011?

-En febrero de 2011, en una reunión de la Junta Local, la mayoría de sus miembros deciden abandonar el Partido Popular. Los concejales que habían dejado las siglas bajo las que obtuvieron sus actas, sin embargo, no dejaron sus cargos y continuaron como ediles hasta el final del mandato. En sólo tres meses los cinco miembros que nos mantuvimos fieles al partido tuvimos que, con el apoyo de todos los afiliados y simpatizantes, coger las riendas y preparar las elecciones municipales y autonómicas de mayo. Lo conseguimos. A los comicios presentamos una lista que estaba integrada por personas leales, con capacidad de trabajo y con mucha ilusión, y las mesas electorales estuvieran cubiertas con apoderados e interventores.

"El partido de Cascos no cumplió las expectativas"

-¿En qué situación se encuentra hoy el partido de Álvarez-Cascos en el concejo?

-Sinceramente, ni la conozco ni me preocupa. Para nosotros, como siempre, lo importante es Langreo. A título personal sólo puedo decir que creo que no respondió a las expectativas generadas.

-¿Qué les diría a quienes le votaron en 2011, para que ahora apoyen de nuevo al Partido Popular?

-Les pido confianza en el PP. Las puertas del partido están abiertas. Es necesario sumar, porque restando, dividiendo, sólo contribuimos a que los gobiernos socialistas se mantengan. Les diría también que piensen que el Partido Popular es el único que ha sido capaz de encarar la crisis, la bancarrota en la que nos dejaron los socialistas, con mucho esfuerzo y sacrificio por parte de todos. Ahora que empezamos a estabilizarnos, a recuperarnos, se demuestra que somos un partido que cumple sus compromisos, con un programa para cuatro años creíble, sin promesas que no se pueden cumplir.

-El año pasado fue reelegido como presidente de la Junta Local. ¿Cuál es la situación del PP de Langreo?

-Del último congreso local salió una Junta formada por 19 personas de distintos perfiles que abarcan todos los temas principales que preocupan en el municipio. Aunque la situación interna ya estaba normalizada, el congreso local, como en todo partido organizado y que cumple sus Estatutos, fue el paso que culminó aquel proceso. Hoy el Partido Popular de Langreo continua de forma responsable tratando de dar respuesta a los problemas.

-¿Qué planes tiene para el futuro?

-Nuestro objetivo de futuro no puede ser otro que llegar a más gente, y gobernar. Que nos conozcan más y se acerquen a nosotros para transmitirnos sus problemas, abrirnos más a la sociedad. Debo destacar y reconocer que todos los miembros de la Junta colaboran y trabajan en ese objetivo, para cambiar estereotipos e ideas preconcebidas que ya están superados por la realidad.

-¿Cuáles son los principales problemas que tiene en este momento el concejo?

-Principalmente la pérdida de empleo y la continua disminución de población. A eso hay que darle la vuelta, y para ello se hace necesario un cambio en la gestión que permita una administración eficaz de los recursos públicos y la creación de un entorno urbano atractivo para residir.

-¿Sobre qué pilares?

-Uno sería el suelo industrial. El otro, el turismo. Sobre el primero, debemos promocionarlo. Contamos con polígonos industriales finalizados y desocupados, así que es necesario lograr que cualquier empresa o autónomo que necesite suelo piense en Langreo como lugar para desarrollar su actividad y generar empleo aquí. Y en cuanto al turismo, en este momento es uno de los grandes generadores de empleo a nivel nacional. No estamos aprovechando el potencial de nuestros núcleos rurales y su atractivo. Tenemos que elaborar un Plan de Promoción Turística de Langreo y potenciar lo rural, con bonificaciones y exenciones para aquellos emprendedores que restauren viviendas en la zona y las destinen a alojamientos bien gestionados y promocionados.

-¿Cuál es la situación económica municipal?

-Recientemente, y un año más, se acaban de aprobar los presupuestos por un acuerdo entre PSOE e IU, que ya casi son un gobierno de coalición. La novedad ha sido acudir a un préstamo que, se mire como se mire, supone que el municipio esté más endeudado, y que se recuperen los servicios externalizados. Ambas son decisiones que consideramos equivocadas. El gran problema de las cuentas en Langreo es la falta de liquidez, y si ahora mismo tenemos unas cuentas equilibradas es, en gran parte, por decisiones del Gobierno de la Nación. Aún así, con el PSOE tenemos un gran problema para pagar los servicios y a los proveedores dentro de los plazos legales, porque el Ayuntamiento no tiene liquidez para hacer frente a los pagos que mensualmente deberíamos hacer.

Rafael Alonso.

-Los asturianos sufren ahora las políticas de la actual consejera de Bienestar Social, la ex alcaldesa de Langreo Esther Díaz. ¿Cómo fueron sus mandatos?

-Cuando la hoy consejera de Bienestar Social fue alcaldesa de Langreo yo no estaba en la Corporación, pero como ciudadano puedo señalar que se tomaron decisiones desafortunadas, como tantas de aquel periodo de euforia económica, que ahora es necesario afrontar. En los tres años que lleva esta Corporación estamos tratando de solucionar los problemas que la gestión de la anterior alcaldesa dejó, entre ellos las retribuciones a la Policía Local y a otros empleados municipales, el pago de proyectos informáticos no concluidos o inservibles, y adelantos para obras que ahora el Ayuntamiento no consigue cobrar.

-¿Cómo es eso?

-Desde el año 2010, el Consistorio está pendiente de cobrar el importe del polígono de El Cadaviu. El complejo deportivo del Pilar se inauguró en 2011 y está pendiente de cobro parte de la inversión y la partida más importante, que son los Talleres del Conde. A todos nos vendieron un futuro recinto ferial, pero el único convenio de Fondos Mineros existente era para la adquisición del suelo y la redacción del proyecto, por cierto cantidades que el Ayuntamiento solicitó a la Consejería y que ésta denegó, por no haber sido justificada en plazo la inversión. Esos tres adelantos suponen unos 1,9 millones de euros que necesitamos y no tenemos.

-¿Qué piensan los habitantes de Langreo de la actuación de la actual alcaldesa?

-La respuesta deberán emitirla en las urnas. Es cierto que tiene una predisposición diferente a la de la anterior, pero los problemas de Langreo siguen sin solucionarse y las políticas que aplica o pretende aplicar siguen siendo las mismas.

-¿Defiende los intereses del concejo o los del PSOE?

-Hay problemas en Langreo que dan la respuesta a esta pregunta y ponen en evidencia que, cuando existen problemas entre el Ayuntamiento y el Principado, según ellos siempre es por culpa del Gobierno de la Nación. Defienden en primer lugar los intereses y las posiciones del PSOE. Un ejemplo de ello es lo acontecido con el Cuartel de la Guardia Civil o con el Soterramiento de FEVE.

El cuartel de la Guardia Civil y el problema del soterramiento

-¿En qué momento procesal se encuentran esos dos asuntos?

-El cuartel de la Guardia Civil es un asunto resuelto y una buena noticia para todos los langreanos, pues ya está en servicio. Aún así hay que hacer memoria, porque es un ejemplo de la forma de entender la Administración de los socialistas. Tras firmar un convenio entre las administraciones estatal, autonómica y local, con gobiernos socialistas en las tres, en 2010 se finaliza la obra. Aún gobernando los mismos no se ponen de acuerdo, y el problema se enquista. El actual Ejecutivo de la Nación, del PP, hereda el problema y, tras diferentes intentos, se alcanza una solución que ha permitido ponerlo en funcionamiento en un tiempo récord. Esa es la muestra del compromiso del Gobierno de Mariano Rajoy con Langreo. El Ministerio ha equipado las instalaciones, pese a que muchos de manera interesada decían que no lo haría, y las ha puesto al servicio de los guardias y los ciudadanos, dejando en evidencia a quienes no fueron capaces de hacerlo.

-¿Y en cuanto al soterramiento de las vías?

-Es un gran ejemplo de la nefasta gestión que el PSOE hizo de los Fondos Mineros. Esta obra pertenece al primer Plan de la Minería, de 1998 a 2005, pero el convenio final no se firma hasta 2006, por importe de 50 millones de euros. En el año 2007 se firma el convenio por el que el Principado asume la obra, que se adjudica por 54 millones de euros y se inicia a finales de 2009, a la par que se firma una prórroga del convenio, pues ya sabían que no cumplirían el plazo, y de las condiciones de pago. La consejera ya reconoció haber cobrado la primera parte de los Fondos y que la obra lleva un 48 por ciento de ejecución. También que ya tenía sobrecostes por importe de 11 millones de euros. Es necesario que la obra se finalice cuanto antes, pero ahora hay quien comienza a señalar que debería de participar FEVE, olvidándose de que en el convenio suscrito se recoge que las cuantías por encima de los 50 millones del convenio deberían financiarse por el Principado con cargo a sus propios Presupuestos regionales. Nosotros compartimos el interés de los vecinos por la finalización de la obra, que es una brecha en Langreo, pero también les hemos informado del contenido de ese acuerdo firmado, asimismo, por responsables socialistas en cada una de las administraciones.

-¿Qué soluciones propone el Partido Popular para las cuestiones que preocupan a los habitantes?

-Nuestro objetivo principal es mejorar la gestión municipal, gestionar con más rigor y eficiencia los servicios públicos y aplicar el gasto de manera controlada y eficiente, impulsando la promoción empresarial y del autoempleo, pues ello permitirá generar un entorno favorable para las empresas y la creación de empleo. También agilizar las licencias de apertura, promocionar el comercio, impulsar viviendas tuteladas, mejorar el entorno urbano y rural, de gran potencial turístico; favorecer la conciliación de la vida laboral y familiar y fomentar la participación activa de jóvenes y mayores en diferentes actividades.

El congreso del PP de Langreo.

-La minería es un sector clave en la zona. ¿En qué punto se encuentra en este momento?

-El Partido Popular siempre ha estado comprometido con la minería por su importancia en Asturias y especialmente en el área central. Es necesario recordar que fue un Gobierno del PP el que puso en marcha los Fondos Mineros como medidas económicas de apoyo a un desarrollo alternativo de estas comarcas. Actualmente está aprobado el Nuevo Plan del Carbón 2013-2018, y aunque la realidad es que los compromisos ya adquiridos por el anterior Gobierno suponen que existe una fecha límite, el empeño del PP es que la minería competitiva pueda tener futuro más allá de 2018.

-Ahora mismo se negocia el plan de Hunosa.

-Es la empresa de mayor peso en la comarca central asturiana, y en su momento ya apoyamos la necesidad de que la hullera se diversificara y tuviera un plan de futuro, para hacerla competitiva después de 2018 y mantener la actividad y el empleo después de esa fecha. Esos son los planteamientos que seguimos defendiendo, y espero que en la negociación se alcance un acuerdo entre los sindicatos mineros y la empresa, pues eso será bueno para todos.

-¿Cómo valora el nuevo Plan de la Minería 2013-2018?

-Creo que sólo cabe una valoración positiva, dado el marco legal y económico en que nos movemos. Creo que el factor más relevante es el incremento de la participación del carbon en la producción eléctrica, es toda una garantía.

-¿Qué papel ha jugado el PSOE en la gestión de la minería estos años, a nivel autonómico, nacional y europeo?

-El PSOE comenzó a finales de los ochenta una paulatina reducción del sector. Todos recordamos declaraciones de ministros de entonces expresando sus opiniones, igual que al final del pasado año también opinó el comisario europeo Joaquín Almunia. Sus planteamientos siguen siendo los mismos, por un camino u otro. Con medidas europeas, nacionales y autonómicas ellos han abocado al sector al escenario de cierre en 2018, ellos lo decidieron.

-¿Qué pudo hacerse para evitar que sucediera lo que ha ocurrido con los fondos mineros?

-Indudablemente una mejor gestión y selección de los proyectos y un mejor control del destino de los fondos. La ejecución ha sido nefasta, con continuos retrasos y sobrecostes que han disparado el gasto. También deberían haberse examinado los costes de  funcionamiento posteriores, que ahora hacen que determinadas obras, como las piscinas cubiertas, no estén en servicio. Pero sobre todo el problema es que esos fondos eran complementarios -no sustitutivos- y la realidad fue que se convirtieron en las únicas inversiones, con lo cual se desvirtuaron.

-¿De quién es la responsabilidad?

-De los gobiernos socialistas, sin duda, pues ellos eran los gestores de las obras y los responsables del control de las ayudas. Ni las gestionaron de forma eficiente ni efectuaron los controles debidos, y ahora nos encontramos con inversiones improductivas y empresas que han cerrado.

Rafael Alonso y Mercedes Fernández.

-¿Por qué Langreo necesita un cambio de la mano del PP?

-Porque necesitamos políticas nuevas, las actuales están superadas y no pueden cambiarse sin cambiar a quien las gestiona. El Partido Popular ofrece una gestión más eficaz y eficiente de los medios públicos, ese es nuestro objetivo. Son demasiados años de gobierno de la izquierda, y la alternancia es algo natural en la vida democrática.

-Usted ya trabajó con Mercedes Fernández en la Delegación del Gobierno. ¿Qué recuerda de aquellos años?

-Lo primero que debo señalar es mi agradecimiento por la confianza que depositó en mí al incorporarme a su equipo. Fue una oportunidad de conocer de cerca la capacidad de trabajo y la entrega de Mercedes Fernández. Ya tenía referencia de ello, pero aquel tiempo lo ratificó. Fueron momentos complejos y de trabajo muy intenso, pero guardo un buen recuerdo, una buena experiencia. Fue una gran oportunidad para conocer de cerca el trabajo y dedicación de los empleados públicos y, sobre todo, el hacer equipo y compartir con un grupo de personas un objetivo común.

-¿Cómo ve al Partido Popular de Asturias desde que  Mercedes Fernández accedió a la Presidencia?

-Creo que el PP asturiano, en su conjunto, tiene otro ánimo, otro impulso. Es cierto que habíamos pasado un mal momento, pero creo que, de la mano de Mercedes Fernández, aquello sirvió para una renovación que, como en cualquier organización, aunque ocasione tensiones iniciales, siempre es necesaria. Sus frutos se verán en el futuro.

-¿Qué destacaría de su gestión al frente del partido y de su trabajo en la Junta General del Principado?

-Creo que lo que más destaca es la pasión que pone en todo. Cuando Cherines se compromete en algo no ahorra ningún esfuerzo. Y no sólo es capacidad de trabajo, convicción y defensa de las ideas, sino entrega en la actividad pública, preocupación por los problemas reales. A todo ello Mercedes Fernández le pone pasión, un sentimiento que nace de la firme convicción de saber que hace lo que es necesario hacer.