Entrevista con Rosana González, primera teniente de alcalde y portavoz en Coaña: "Gracias al PP somos un concejo próspero, con planes de futuro, solvente y con servicios cercanos a los ciudadanos"

Tras diplomarse en Trabajo Social por la Universidad de Oviedo y con una plaza como técnico de la Administración Local bajo el brazo, la vida de Rosana González en Coaña parecía llamada a discurrir por la senda de la tranquilidad. Al menos, hasta que el gusanillo político que siempre sintió, desde las siglas del Partido Popular, le hizo aceptar la propuesta que, en 2007, le hizo Salvador Méndez, alcalde desde 1999.

“Teniendo en cuenta que la sangre política corría por mis venas, con siglas que traigo de cuna, y que confiaba y confío plenamente en el proyecto del PP, lo único que tuve que hacer fue buscar apoyo en la familia para dar el paso, pese a tener que aparcar la carrera profesional que hasta entonces desarrollaba”, rememora hoy, como primera teniente de alcalde, portavoz del equipo de gobierno y concejala de Economía, Empleo, Desarrollo Local y Nuevas Tecnologías. Es también la coordinadora comarcal del PP en los concejos de la marina occidental asturiana.

Con 38 años, Rosana González reside en Cartavio, el mismo pueblo de Coaña en que nació. Por eso puede certificar en esta entrevista, elaborada por la Oficina de Información del PP de Asturias, que conoce de primerísima mano las necesidades, problemas e ilusiones de los vecinos a los que, desde el equipo popular, ahora le toca gobernar. Para ello aplica en la política habilidades de su anterior ejercicio profesional, el del trabajo social enlazado con la Administracion municipal, como Experta Universitaria en Desarrollo Local.

Rosana no quisiera abandonar la política municipal "sin ver el Occidente de Asturias en los resultados de las elecciones municipales, con el mapa del territorio coloreado del azul del PP, como he tenido la suerte de ver el de España en el 2012". La concejal cree que "hay muchos municipios que tienen la necesidad imperante de la implantación de un gobierno popular". 

-Desde 1999 el PP está al frente de la Alcaldía de Coaña. ¿Cómo ha cambiado el concejo en estos años?

-Sin duda hemos ganado prestigio dentro del municipalismo asturiano, a pesar de ser un concejo de apenas 3.500 habitantes. Es cierto que, los primeros años, tuvimos que tomar decisiones difíciles, pero eso nos ha permitido ser hoy un concejo económicamente saneado, con unos impuestos relativamente bajos -aunque, en la época en la que estamos, todo supone un sacrificio importante para la ciudadanía-, una vez resueltos los desaguisados que los gobiernos socialistas dejan en las administraciones por las que pasan. Hoy Coaña es un municipio próspero, con planes de futuro, solvente, con unos servicios muy cercanos a los ciudadanos y con un proyecto viable y creíble, a pesar de las limitaciones correspondientes de los tiempos que vivimos.

-¿Qué caracteriza el gobierno de un municipio eminentemente rural frente al de uno más urbano?

-Contamos con equipos y estructuras más limitados, equipamientos más modestos, y todos los servicios que implantamos tienen siempre unos costes superiores a los de un municipio urbano, debido principalmente a la dispersión poblacional y al envejecimiento. Más allá de esa realidad, de lo que me siento más orgullosa, como creo que cualquier gestor público que se precie de ello, es de poder tratar a los vecinos de tú a tú, con la cercanía que se merecen. Podemos decir que prácticamente conocemos a todos por su nombre, lo que supone cercanía en el trato y conocimiento, de primera mano, de sus necesidades, sin falta de grandes estudios sociológicos.

-¿Termina su labor cuando, al final del día, sale de la Casa Consistorial?

-Eso tendrían que decirlo los vecinos pero, con total sinceridad, en muchas ocasiones he dejado a un lado mi vida personal y familiar por tratar de resolver cuestiones propias de mi cargo, independientemente del horario marcado.  Considero que mi disponibilidad es y debe ser absoluta, y me dedico en cuerpo y alma a ello. No se nos debe olvidar que, ante todo, somos servidores públicos. Mantengo una extraordinaria relación con los vecinos, porque nos conocemos desde siempre. Estoy convencida de que gozamos de su plena confianza para llevar adelante el concejo, siempre bajo las siglas del PP, muchos años más.

-¿La austeridad fue clave para recuperar al municipio tras los años de políticas socialistas?

-Sin ninguna duda. Desde joven siempre he conocido y recuerdo al PSOE gastando e invirtiendo lo que no tenía, con una actitud paternalista sobre el territorio y cubriendo las necesidades de familias concretas a golpe de subvención. En Coaña nos tocó suceder a un gobierno de esas características que dejó una deuda de la que, en todos los mandatos populares desde entonces, hemos tenido que solventar algún fleco.

Equilibrio presupuestario y superávit para 2014

-Como concejala responsable de Economía, ¿Cuál es la situación actual de las cuentas municipales?

-La realidad del concejo está claramente definida hoy por el equilibrio entre los ingresos que tienen las arcas municipales y los gastos que efectuamos. La gestión en el concejo de Coaña es como debe ser la economía de una familia: no gastamos más de lo que ingresamos, con lo que hemos finalizado el 2013 con un remanente de tesorería que supera el medio millón de euros.

-¿Cuáles son los retos a los que en este momento se enfrenta Coaña?

-Ahora mismo nuestra batalla es lograr que el Gobierno regional invierta dinero en las competencias que le corresponden en nuestro municipio, como el saneamiento de los pueblos, la inversión en fibra óptica o la mejora de determinadas carreteras de titularidad autonómica. Desde la gestión municipal seguiremos en la misma línea de control y definición de prioridades en el gasto, para no perjudicar los bolsillos de los coañeses. Afortunadamente, gracias al trabajo de estos años, no tenemos que incrementar los impuestos para cubrir deudas multimillonarias, como tienen la mayoría de los municipios socialistas en la geografía asturiana. Y por supuesto, consolidar los servicios que tenemos, con una atención de calidad.

-¿Es justo el Principado en su relación con los Ayuntamientos de color político distinto al suyo?

-Aunque tenemos una relación cordial he de reconocer que es un Gobierno sectario. En muchas ocasiones nos enteramos por la prensa regional de inversiones para los municipios colindantes, gobernados por los socialistas, que son en muchos casos una eterna reclamación por nuestra parte para Coaña, pero en nuestro caso la respuesta es siempre negativa. Siempre ha sido así.

Con Mercedes Fernández y alcaldes del Occidente.

-¿Con qué actitud ejerce el PSOE su labor la oposición?

-En este mandato el concepto “oposición” es inexistente, tras el descrédito político al que se han visto abocados los socialistas por méritos propios. Aunque me esfuerce soy incapaz de nombrar un proyecto que el gobierno del PP en Coaña haya sacado adelante contando, además, con el apoyo del grupo de la oposición. Nunca han tenido un proyecto alternativo para Coaña, ejerciendo siempre una oposición destructiva y personalista, sin valorar los intereses de los coañeses y de la propia Administración.

-¿Qué recetas tiene en cambio en marcha el Partido Popular en el concejo para seguir solventando las cuestiones que preocupan a los habitantes?

-La principal es continuar analizando y resolviendo las distintas cuestiones que la ciudadanía nos plantea a sus representantes municipales, haciendo una evaluación periódica de las mismas y poniendo en marcha, según las competencias que tenemos designadas y nuestro recursos económicos, políticas para dar cobertura a esas necesidades. Austeridad en el gasto y eficacia en la gestión, esa es la receta del Partido Popular.

-¿En qué situación se encuentra hoy el partido de Álvarez-Cascos en el concejo?

-Es inexistente, no tiene reflejo en la sociedad. Ni tiene representación municipal ni conozco si tan siquiera existe algún tipo de agrupación que mantenga ese experimento que, como era previsible, cayó por su propio peso.

-¿Qué les diría a quienes le votaron en 2011, para que ahora apoyen de nuevo al Partido Popular?

-Creo que no se puede culpabilizar a nivel político a quien, por la razón que fuese, decidió apoyar a ese partido, porque es evidente que hay un único culpable, con nombre y apellidos, de todo lo que ocurrió. Ahora tenemos que ser capaces, con el liderazgo de Mercedes Fernández, de hacerles ver que sólo el Partido Popular será capaz de propiciar el cambio de Gobierno que Asturias merece y necesita. Somos un partido ambicioso a favor de la sociedad, previsor, y hemos destacado siempre por ser unos grandes gestores económicos. En Coaña nuestro equipo de gobierno ha demostrado ser un ejemplo de gestión e innovación.

Campaña solidaria en el occidente.

-¿Cómo afrontan las elecciones municipales del próximo año?

-Con la misma ilusión que las primeras. Seguiremos proyectando bienestar, seguridad y dinamismo para el concejo. La seriedad, la opinión vecinal y la escucha sustentan una metodología política activa en la que los intereses del conjunto de los vecinos son la prioridad junto con el desarrollo municipal. Seguiremos planteándonos un programa de intervenciones y de acciones actual, innovador, realista y cercano.

-¿Por ejemplo?

-Poniendo a punto nuevo suelo industrial en el municipio, para que se puedan asentar nuevas empresas que generen expectativas de empleo y eviten el aumento de la carga impositiva.

-¿Qué aporta la nueva ley de Reforma Local a municipios como el suyo?

-Aunque todavía no tiene recorrido, creo que va a aportar claridad en las competencias que debe tener el municipio, así como promover la igualdad de condiciones para las administraciones locales de la misma categoría y una regularización de los salarios de los cargos electos que siempre me pareció necesaria.

Dejadez del Principado con el castro de Coaña y el turismo

-El turismo es uno de los motores del Occidente de la región. ¿Qué tendría que hacer el Principado para convertir este sector en un referente regional?

-Primero, destinar más inversión al Occidente de Asturias, con proyectos que tengan calado en la comarca, teniendo en cuenta los recursos turísticos de su titularidad a la hora de intensificar la promoción. Un ejemplo claro lo tenemos en nuestro propio concejo, con el famoso castro de Coaña o “Castelón”, que depende de la Consejería de Cultura del Principado. Pues bien, un elemento histórico y cultural de esta magnitud no tiene ni material promocional para sus visitantes. Desde hace seis años sólo prometen inversiones que nunca llegan. Este abandono dice mucho de las preocupaciones del Principado en materia de Turismo.

-¿Qué han intentado ustedes para remediarlo?

-Nuestra decepción al respecto tratamos de compensarla con más trabajo. Realizamos informes periódicos, reuniones con los responsables de la Consejería, les acompañamos en las visitas para que incrementen su apoyo al concejo… Es una de nuestras prioridades, pero por ahora no hemos logrado avanzar ni un solo paso.

-En cuanto a los espacios naturales, ¿cree que en el embalse de Arbón debería permitirse la navegación de recreo?

-Claro. Lo convertiría, respetando sus características, en un atractivo turístico más para la Comarca del Parque Histórico de la Cuenca del Navia.

-¿Cómo ha afectado al concejo la finalización, gracias a un Gobierno del Partido Popular, de la Autovía del Cantábrico en el Occidente?

-Muy positivamente. Hemos mejorado mucho la comunicación con el centro de la región, algo esencial, ya que la comarca occidental es muy dependiente de la capital por los servicios que esta alberga, desde la Universidad hasta las delegaciones de la Administración. Además permite que haya un flujo de desplazamiento mayor, e intercambios entre las dos alas de Asturias.

-¿Cómo ve al Partido Popular de Asturias desde que  Mercedes Fernández accedió a la Presidencia?

-La renovación es necesaria en todas las organizaciones. Mercedes Fernández tiene un proyecto real para el Partido Popular de Asturias, por el que lucha incansablemente día a día. Fue muy valiente al aceptar la responsabilidad de la Presidencia en el momento en que lo hizo, y en muy poco tiempo ha conseguido reanimarlo. Merece toda mi admiración y respeto, y mi agradecimiento por su confianza, al incluirme en el Comité Ejecutivo Regional, donde puedo tener información de primera mano y expresar mi postura ante las decisiones que hay que tomar en este órgano colegiado.

-¿Cómo se refleja esa confianza en su quehacer diario?

-Mi experiencia de gestión en el municipio intento trasladarla al resto de juntas locales que coordino, teniendo en cuenta que la mayoría se encuentran en la oposición. Mi disponibilidad es total. Conozco las arterias de la Administración local por mi profesión, lo que me da ventajas de las que no todos pueden gozar. No quisiera abandonar la política municipal sin ver el Occidente de Asturias, en los resultados de las elecciones municipales, con el mapa del territorio coloreado de azul, como he tenido la suerte de ver el de España en el 2012. Creo que hay muchos municipios que tienen la necesidad imperante de la implantación de un gobierno popular.