Entrevista al diputado Alfonso Román López: "La prepotencia y falta de diálogo del Principado provocaron el conflicto sanitario, evitable y que ha causado graves daños al sistema de salud"

La carrera política de Alfonso Román López González (Castropol, 1955) comenzó de la mano del CDS en Asturias, del que fue presidente y portavoz parlamentario hasta 1995, año en el que el partido desapareció de la Junta General del Principado. Retirado de la vida política durante 8 años -en los que desarrolló su profesión como enfermero, hasta terminar siendo jefe de la sección de Hostelería del Hospital Universitario Central de Asturias y asesor en prevención de riesgos laborales- en 2003, ya como militante del Partido Popular, formó parte de la candidatura de Gabino de Lorenzo al Ayuntamiento de Oviedo, en el que fue concejal hasta el año 2007. En el Consistorio de la capital del Principado llegó a ser primer teniente de alcalde, portavoz del grupo popular y concejal de Cultura, Deportes y Festejos. Desde hace seis años, es diputado en la Junta General del Principado y, en esta legislatura, desempeña la portavocía popular de Sanidad, Cultura y Turismo.

Como presidente de la comisión parlamentaria de investigación sobre el Centro Niemeyer, Alfonso Román López es el encargado de dirigir los trabajos encaminados a arrojar luz sobre las zonas oscuras de la gestión del complejo cultural que se levanta en la ría de Avilés. Un trabajo que determinará los responsables políticos de este polémico asunto, como avanza en esta entrevista elaborada por la Oficina de Información del PP de Asturias.

Aficionado al deporte, sobre todo al pádel y el esquí, y a la ópera; abuelo orgulloso y acérrimo defensor de los valores del Occidente asturiano, circunscripción por la que es diputado autonómico y en la que vive (habla y no para de las excelencias de su querida Tapia, y de la zona en general), su familia, las tertulias con amigos, el cine y la lectura ocupan el resto de su tiempo.

-¿Qué caracteriza y diferencia el trabajo político municipal del parlamentario?

-La política municipal es más inmediata. Es, en muchos casos, la política del dicho y hecho. El contacto con los ciudadanos, que es permanente, condiciona y determina la labor municipal, y para mi fue una gran experiencia. La actividad parlamentaria, es distinta. Los debates de orientación y control del Gobierno, muy intensos en ocasiones, y su preparación, tanto en Pleno como en Comisión, ocupan una gran parte de nuestra actividad. No hay que olvidar que semanalmente se celebra Pleno los jueves y viernes, y comisiones los lunes y martes.

-¿Cómo describiría el actual momento político a nivel regional? ¿Cómo ve al Gobierno del PSOE y a Javier Fernández?

-Asturias vive una situación política que nos preocupa, y mucho. Mientras desde el Gobierno de España se están poniendo en marcha, en un esfuerzo reformista sin precedentes, medidas que posibiliten la recuperación económica y la creación de empleo, aquí el Gobierno del PSOE no ha hecho ni hace nada. Permanece de brazos cruzados viendo cómo, mientras en otras regiones la situación, poco a poco, comienza a mejorar, en Asturias empeora. La falta de ideas y de capacidad política son una seña de identidad de este gobierno.

-Defina a la presidenta y portavoz del PP asturiano, Mercedes Fernández.

-Mercedes Fernández, nuestra presidenta, es una persona joven, pero cuenta con una gran experiencia política en todos los ámbitos: local, regional y nacional. Es una mujer trabajadora, decidida y con las ideas muy claras. Lo está haciendo extraordinariamente bien, tanto en su labor institucional como portavoz del Grupo Parlamentario, como en la de partido. No tengo ninguna duda de que será la próxima y primera presidenta del Gobierno de Asturias.

-Usted fue cabeza de lista por el Occidente en los últimos comicios autonómicos. ¿Qué caracteriza a esta zona del Principado?

-El Occidente asturiano, políticamente conformado por 32 concejos, es un área muy extensa de Asturias, con una orografía muy complicada e históricamente muy mal comunicada. La conclusión en unos meses, gracias al Partido Popular y después de la parálisis que sufrió con los gobiernos socialistas, de la autovía del Cantábrico marcará, sin lugar a dudas, un antes y un después en el Occidente. Además es una zona con una gran dispersión geográfica, con una población muy envejecida, muy dependiente de los sectores tradicionales, sobre todo ganadería y pesca. Si la falta de actividad económica y de empleo son un problema en toda Asturias, en el Occidente los son más.

Alfonso Román, en el monasterio de Santa María

-¿Qué necesita?

-Además de avanzar en la modernización de los sectores tradicionales y en la búsqueda de otros nuevos, que permitan recuperar la actividad económica que se ha ido perdiendo durante estos últimos años, las administraciones deben apoyar todas las iniciativas que persigan este objetivo, colaborando para crear las mejores condiciones para favorecer el asentamiento de nuevas actividades empresariales.

-¿Se habría visto amenazado el Occidente si, como proponían UPyD e IU, se hubiese eliminado esta circunscripción en una reforma de la ley electoral?

-La eliminación de la circunscripción occidental supondría un durísimo golpe. La voz del Occidente se escucha en el Parlamento de Asturias a través de los diputados elegidos en esa circunscripción, y sus problemas son objeto de discusión y debate en muchas de las sesiones de las comisiones y Plenos de la Cámara. Pretender, por intereses puramente partidistas de las fuerzas minoritarias, con la connivencia del PSOE, apagar esa voz, es sencillamente impresentable.

-Las comparecencias de la comisión de investigación del Niemeyer empezarán en la Junta General con este nuevo periodo de sesiones. ¿Cómo avanzan los trabajos?

-La lista definitiva de comparecientes aún no ha sido aprobada por la Comisión, que se reunirá los próximos días para hacerlo. Aun así, hay comparecencias que son inexcusables, como la del ex presidente socialista Vicente Álvarez Areces, principal responsable político durante esta etapa; o las de las entonces consejeras de Cultura y por tanto presidentas del Patronato. También la de la alcaldesa de Avilés, principal avalista de los anteriores gestores del Centro, y por supuesto, dichos gestores.

-¿Llegará la comisión a establecer responsabilidades políticas, como ha ocurrido en el “caso Marea”?

-Esa es precisamante la función principal de la comisión de investigación, establecer las responsabilidades políticas, y se determinarán. Las administrativas y penales, si las hubiere, se establecen en otros ámbitos.

-¿Qué ha caracterizado la gestión del Centro Cultural Niemeyer?

-El descontrol, el despilfarro y el uso partidista de un equipamiento público pagado con dinero de todos los asturianos.

El lamentable estado del patrimonio histórico-artístico

-¿Cree que el Gobierno de Javier Fernández presta la suficiente atención al patrimonio asturiano?

-En absoluto. Ni el de Javier Fernández, ni los anteriores. El estado de una parte importante de nuestro patrimonio es de lamentable abandono. La Ley de Patrimonio aprobada en 2001 está sin desarrollarse 12 años después. Eso da una idea del interés de los sucesivos gobiernos por nuestro patrimonio histórico-artístico.

Alfonso Román López y Susana López Ares en San Miguel de Lillo.

-¿Cómo calificaría la actual política turística regional?

-El sector turístico asturiano no goza de buena salud, tal y como ponen de manifiesto los distintos indicadores de actividad. Han disminuido el número de visitantes, la estancia media y el gasto. Consecuentemente, el empleo en el sector sigue cayendo, y también cae su aportación al PIB regional. En un momento histórico para el turismo español, batiendo records mes tras mes, en Asturias la actividad turística sigue en retroceso.

-¿Dónde está el problema?

-Fundamentalmente, en que en Asturias no existe política turística. Es preciso elaborar un auténtico Plan Estratégico de Turismo, en colaboración con los empresarios del sector, con los ayuntamientos y con el Gobierno de España, cuyos objetivos fundamentales han de ser incrementar la promoción en los mercados turísticos que constituyen nuestro caladero de visitantes, y mejorar la accesibilidad y conectividad por medios de transporte.

Más conexiones aéreas y más baratas

-¿Qué medidas sería necesario impulsar para frenar la caída en el número de visitantes?

-En este asunto el transporte aéreo juega un papel fundamental. La marcha de compañías y la suspensión de vuelos y conexiones del aeropuerto de Asturias puede suponer la pérdida de un 25 por ciento de los pasajeros, 400.000 en total, lo que nos situará en cifras de 2004, con menos de un millón de pasajeros. También es necesario buscar el incremento del turismo extranjero, que mientras que en Asturias representa un 10 por ciento del total, en España supone un 50 por ciento. Además habría que poner en marcha políticas activas para reducir la estacionalidad, potenciar la imagen de Asturias como destino de congresos, y favorecer la diversificación y categorización de los productos turísticos, como el cultural, el religioso, el gastronómico o el deportivo. Pocas regiones españolas disponen del potencial turístico de Asturias, y es lamentable que este Gobierno sea incapaz de articular medidas capaces de aprovechar este potencial.

-¿Se ha superado el hondo conflicto sanitario vivido entre la Administración regional y los profesionales al inicio de esta legislatura?

-El conflicto sanitario era absolutamente evitable. Lo generaron la prepotencia y la incompetencia del Principado, y el balance final es que más de cien mil asturianos pasaron a engrosar las listas de espera. Insisto, fueron la prepotencia y la falta de diálogo las que generaron un conflicto que ha provocado graves daños al sistema sanitario público asturiano difícilmente subsanables, al menos a corto plazo. Probablemente el más importante sea el deterioro de las relaciones con los profesionales sanitarios, que tardarán mucho en recomponerse.

-Prepotencia e incompetencia por…

-Por tratar de llevar a cabo una reforma encubierta de la sanidad asturiana  que ha perjudicado al personal sanitario injustificadamente, con la disculpa de las medidas del Gobierno de Mariano Rajoy, que nada tenían que ver. Incompetencia porque sólo así se puede provocar un conflicto sanitario de tres meses con graves perjuicios para los usuarios, para que al final del mismo todo haya quedado más o menos como estaba. ¿Alguien en su sano juicio puede justificar una situación como la vivida en Asturias a la vista de los resultados para la Administración?

-¿Qué papel debe jugar cada uno de los actores implicados en un servicio tan complejo y a la vez esencial como el sanitario?

-Todos debemos comprometernos con la sostenibilidad del sistema de salud, usuarios y profesionales, mediante reformas estructurales negociadas y pactadas. Sin la colaboración de los profesionales, que son quienes han de llevarlas a cabo y quienes mejor conocen las fortalezas y debilidades del sistema, cualquier reforma fracasará irremediablemente.

-¿Qué pasa con las aperturas del nuevo Hospital Central y del Hospital de Mieres?

-La apertura del HUCA y del nuevo Hospital de Mieres son una prioridad para el Grupo Popular. Después de reiterados incumplimientos de los gobiernos del PSOE, en una reciente interpelación de nuestro grupo el consejero fijaba una nueva fecha de apertura, diciembre de 2013 para el nuevo Álvarez-Buylla de Mieres, y enero de 2014 para el HUCA. Veremos a ver si esta vez, después de tanto engaño,  por fin cumplen.