Entrevista con Cristina Alonso, presidenta del PP local: “Cuando intentaron que me afiliase a Foro les pregunté por su programa, por su ideología: ‘¡Es Cascos!’, me respondieron, ‘cuando Jesucristo llamó a los apóstoles ellos no preguntaron nada’”

Cuando Cristina Alonso terminó su licenciatura en Derecho y comenzó en 1997 a ejercer como abogada poco podía pensar que sus pasos laborales acabarían encaminándola, estudios de Sociología mediante, a un sector tan a priori alejado de los tribunales como es el análisis de las audiencias televisivas. “Me resulta apasionante, por lo que de dinámico tiene, y por la radiografía social que ofrece”, explica, embarcada ahora en el nuevo reto de presidir el Partido Popular de Laviana. 

Concejal durante dos legislaturas consecutivas, hasta 2011, en esta entrevista, elaborada por la Oficina de Información del PP de Asturias, Alonso repasa la actualidad política del concejo, y sus planes para una organización que afronta el congreso de su renovación. 

-¿Qué objetivos se ha marcado para el futuro del PP de Laviana?

-El principal es volver a ser el referente de todos los lavianeses de centro-derecha. Por un lado, recuperando a algunos de los que, en un momento dado, se fueron a otras formaciones; por otro, atrayendo a aquellos que, si bien se sitúan dentro de este espectro ideológico, nunca se han sentido llamados a afiliarse o a colaborar con partido político alguno. Sobre todo a estos segundos es a los que queremos transmitirles la normalidad de la vida política, a la que se llega con la unión de personas como ellos, como nosotros, que trabajamos día a día juntas por una misma causa. Para lograrlo es necesario seguir haciendo del PP un lugar de puertas abiertas, donde los vecinos puedan venir directamente a plantearnos sus dudas y sus demandas. Un lugar donde se sientan bienvenidos, en el que sepan que van a ser atendidos y que sus necesidades van a recibir una respuesta, no sólo buenas palabras. Es la labor que ya estamos realizando a través del Grupo Municipal en el Ayuntamiento y en nuestra sede, que está abierta todas las mañanas de lunes a viernes.

-¿Cuáles son los principales problemas que tiene en este momento el concejo?

-Los problemas de Laviana no difieren mucho de los del resto de las Cuencas o de Asturias. El principal, el más acuciante, es la falta de empleo estable y cualificado, que hace que suframos un terrible éxodo de profesionales tremendamente preparados que tienen que irse fuera, ya no del concejo, que sería hasta asumible, si no de Asturias e incluso de España. Una triste realidad que, a su vez, repercute en el empobrecimiento de la economía local y en el envejecimiento de la población.

Alternativas para el concejo

-¿Y qué soluciones propone el Partido Popular para las cuestiones que preocupan a los habitantes del concejo en su día a día?

-Lo primero es mejorar la gestión municipal, sobre todo controlando el gasto y haciendo más eficientes los servicios públicos. Es importante también facilitar y agilizar licencias de apertura de empresas, fomentando el emprendimiento, y favorecer la conciliación laboral y familiar, facilitando y adaptando el número de plazas en las escuelas infantiles según las necesidades de los vecinos. Considero esencial dedicar más medios a la promoción del turismo, por ser Laviana la “puerta” del paraíso natural de Redes. Tenemos una gran oferta rural, de naturaleza y gastronomía, a sólo media hora de los grandes núcleos urbanos de Asturias.

-¿De qué forma plantearía esa promoción?

-Siempre pienso en que tenemos que ser capaces de transmitir que, en Laviana, puedes calzarte por la mañana las “chirucas” para hacer senderismo en un entorno de alta montaña, después degustar una buena comida en cualquiera de nuestros magníficos establecimientos hosteleros y por la noche ver un musical, una buena obra de teatro o una función de ópera en Oviedo, Avilés o Gijón, porque estamos a un paso. Eso no hemos sabido venderlo, para atraer turismo de calidad, del que deja dinero.

Cristina Alonso y Mercedes Fernández.

-Frente a los nuevos nichos económicos y de empleo, la extracción de carbón es uno de los tradicionales sectores productivos de la zona. ¿Qué camino debería tomarse en este momento?

-La minería, al igual que otros sectores que históricamente fueron fuertes en el concejo, que conformaron la base económica de Asturias, está en un proceso de involución. Actualmente mantiene unos dos mil puestos de trabajo en las Cuencas, cuando llegó a sumar cerca de 50.000. Los tiempos cambian y lo que no vale es lamentarse por lo que fue, ni vivir del recuerdo de días gloriosos. Lo que tenemos que hacer es buscar soluciones de presente y de futuro y alternativas sostenibles y viables. Diversificarnos y encontrar nuevos nichos de producción.

-Para eso se pensaron hace años los fondos mineros, para crear alternativas.

-Sí, pero lo que era una idea defendida por el PP para el nuevo desarrollo de las Cuencas, el PSOE la utilizó para ganar elecciones. Se arreglaron barriadas, se adecentaron parques, se levantaron piscinas o museos que hoy están cerrados. Eran los socialistas quienes tenían en sus manos la responsabilidad de controlar y gestionar los proyectos, pero desvirtuaron sus objetivos con la aquiescencia de los sindicatos.

-¿Por qué entonces se tilda a los populares de “enemigos del carbón”?

-Es absurdo. Para refutarlo basta recordar que fue un Gobierno popular, el de José María Aznar, el que creo los Fondos mineros, y que por el contrario fue un Gobierno socialista, el de Zapatero, el que le puso fecha límite a la extracción. Incluso un ministro del PSOE llegó a decir que se arrepentía de no haber cerrado Hunosa. Hoy el Ejecutivo del PP que preside Mariano Rajoy está atado por los compromisos adquiridos por Zapatero para cerrar las minas en el 2018, pero trabaja para que el sector, siendo competitivo y sostenible, pueda desarrollarse más allá de esta fecha.

Opacidad contable

-¿En qué estado se encuentran las cuentas municipales?

-El último presupuesto aprobado es el del 2013 y por lo que sabemos, a través de la prensa, ya que el equipo de gobierno no ha tenido a bien darnos ningún tipo de información al respecto, el alcalde no va a presentar presupuesto para el 2104 hasta que no haya presupuestos para Asturias. Entendemos entonces que tiene previsto hacer una prórroga presupuestaria, lo que nos devuelve a varios asuntos interesantes de las cuentas aún en vigor. Por ejemplo, que de los 7,8 millones contenidos en los presupuestos, 600.000 euros son del Patronato de Deportes. Del resto, el 50 por ciento se va a gastos de personal, otro 40 por ciento a gasto corriente, y el 10 por ciento restante, a la devolución de créditos. Aún así, el Consistorio insiste en destinar 6.000 euros a gastos de publicidad, mientras que sólo dedica mil euros a inversiones turísticas, o 4.000 euros al impulso de la actividad económica. Sinceramente, creemos que esto no es una buena gestión.

-¿Cómo influye la última subida de impuestos municipales?

-La fuerte subida del Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) ha causado un gran malestar entre los vecinos, y nosotros estamos radicalmente en contra de que se siga esquilmando a los ciudadanos para tratar de compensar la incapacidad de los socialistas para gestionar correcta y eficazmente los recursos públicos. Gracias a la abstención de IU, el PSOE logró sacar adelante un acuerdo plenario que supuso una subida adicional en este impuesto del 8,33 por ciento, hasta llegar a un global del 18,33 por ciento, muy por encima del 10 por ciento establecido por el Estado. El alcalde dijo que era una “subida suave”, pero en realidad a los lavianeses nos supuso, de media, un incremento de 72 euros en el recibo anual.

 

Junta Local de Laviana.

-¿Por qué Laviana necesita un cambio de la mano del Partido Popular?

-Porque somos el único partido de gobierno capaz de lograrlo. Después de 35 años de gobierno socialista están oxidados, sin ideas innovadoras, haciendo política municipal como si de una cadena de montaje se tratase. La alternancia política es signo de salud democrática, es buena para todos, y en Laviana aún no la hemos conocido. Al contrario que el PSOE, en el Partido Popular estamos muy en contacto con la realidad, con la calle, con las necesidades de los vecinos. Sabemos ser gestores eficaces y optimizar los recursos, hacer más con menos. En Laviana estamos deseando poder demostrarlo.

-¿En qué situación se encuentra hoy el partido de Álvarez-Cascos en el concejo?

-Cuenta con tres Concejalías en el Ayuntamiento, y la burbuja creada los meses previos a las elecciones de 2011 ya no existe. Al margen de los problemas del partido a nivel regional, las desavenencias internas en el seno de la formación municipal son evidentes. Dos de sus concejales han dimitido, y sus discusiones públicas y subidas de tono en el propio Pleno son motivo de sonrojo público.

-¿Qué les diría a quienes les votaron entonces, para que ahora apoyen de nuevo al Partido Popular?

-Hay gente que ya se nos acerca por la calle y nos dice “que engañados nos tenía”, o “a este no le importa Asturias”. Los ciudadanos no son tontos, y quizá puedes eclipsarlos una vez con fuegos de artificio, pero cuando pasa el espectáculo, tiene que haber algo de fondo. Los partidos políticos están compuestos por personas, pero los verdaderamente sólidos, como el PP, están por encima de las personalidades de quienes lo integramos. Con Foro sucedió al revés. Se construyó, por motivaciones personales, alrededor de la figura de un señor que se nos vendía como un Salvador mesiánico que iba a sacar como por arte de magia a Asturias del arroyo. Algunos, por desgracia, se lo creyeron.

La llegada de El Mesías

-¿Intentaron captarla a usted?

-Uno de los que es hoy diputado suyo trató de “venderme” esta nueva formación, este producto que se habían inventado, y cuando le pregunté qué programa tenían, qué pretendían, qué idea iban a defender, me miró sorprendido y muy airado me dijo: “¡Es Cascos! Cuando Jesucristo llamó a los apóstoles ellos no preguntaron nada…”. Creo que con eso se contesta todo. No sé que futuro les espera. Lo que sí sé es que si un día Francisco Álvarez-Cascos los deja, van a andar como pollo sin cabeza.

-¿Cómo ve al Partido Popular de Asturias desde que  Mercedes Fernández accedió a la Presidencia?

-A nuestra presidenta le tocó llegar en un momento muy complicado, muy duro, pero no me parece mujer a la que asusten los retos. Ha sabido coger firmemente las riendas del partido desde el primer momento para, tras un periodo de observación, de análisis de sus fortalezas y debilidades, que las había, establecer un eficaz plan de acción para conformar una organización basada en la defensa del interés general de los asturianos y en la transparencia, sobre la base de nuestro capital humano.

-¿Qué destacaría de su gestión al frente del partido y de su trabajo en la Junta General del Principado?

-Sin duda está demostrando que hay otro modo de hacer las cosas. Está introduciendo cambios, con firmeza, sin amedrentarse, pero dentro de un ambiente de normalidad, contando con todos. Nos ha “aireado la casa”, no sin esfuerzo, a base de horas, compromiso y dedicación. En el Parlamento regional está haciendo una gran labor defendiendo un programa muy sólido frente al resto de partidos, con un gran acercamiento a los ciudadanos. En este último año tanto nuestra presidenta como diputados y responsables del partido, Luis Venta o Fernando Goñi, han venido varias veces a compartir tiempo con nosotros. La gente se sorprende al ver a un político regional paseando por nuestras calles, hablando con la gente, interesándose por las cosas que se les acercan a contar. Me gusta contar con una presidenta cercana, accesible, esas son las acciones y las actitudes que ganan votos. Tengo la firme convicción de que Mercedes Fernández va a ser la próxima presidenta del Principado, y ya trabajamos con ella y por ella para conseguirlo.