Entrevista con el diputado José Manuel Felgueres: "Los extranjeros que quieren conocer el Norte de España llegan a donde hay vuelos; si para visitarnos aterrizan en Cantabria, acabarán allí"

José Manuel Felgueres Abad lleva el escudo de Villaviciosa en la solapa. Donde él va, va el concejo al que representa desde que, en mayo de 2011, ganase las elecciones municipales y asumiese la responsabilidad de gobernar. Un año después, se incorporó como diputado a la Junta General del Principado, al ser el cabeza de lista por el Oriente en la candidatura autonómica liderada por la presidenta del Partido Popular de Asturias, Mercedes Fernández. Empresario autónomo del sector turístico, inició su carrera municipal como concejal con 24 años. Ahora tiene la labor de liderar un concejo que sirve de enlace entre el centro y el Oriente de Asturias, mientras lleva al Parlamento regional la voz de los habitantes de una de las alas de la comunidad autónoma.

Casado y con una hija, Felgueres destaca por su seriedad en el trabajo político. Amante del deporte, mesurado y muy resolutivo, cumplió el servicio militar en uno de los Grupos de Operaciones Especiales (GOE) del Ejército. En esta entrevista, elaborada por la Oficina de Información del PP de Asturias, el alcalde de Villaviciosa se muestra como un hombre equilibrado y tranquilo, con un punto tímido y reservado, y muestra su preocupación por la situación del turismo, un sector abandonado por el Principado, cuando debería ser uno de los motores para el avance de Asturias.

-El Partido Popular permite compaginar una Alcaldía con un escaño en el Parlamento. ¿A qué obliga y qué posibilidades ofrece esta opción?

-La única limitación es por cuestiones de tiempo. Esta opción permite poder exponer, a nivel regional, tanto dentro de mi Grupo Parlamentario como en cualquier tipo de debate en la Junta, la problemática de nuestros municipios. Somos siempre los que estamos más cerca de los ciudadanos, palpamos mejor lo que siente la gente de la calle, sus problemas. Yo soy alcalde de Villaviciosa, pero en la Junta represento a todo el Oriente de Asturias.

-¿Cómo se podría calificar la actitud del Principado con los Ayuntamientos? ¿Influye de qué color político sean?

-Me gustaría creer que no influye, pero la experiencia demuestra que no siempre es así. Los problemas del municipalismo son bastantes, y la mayor parte de las veces tienen que ver con cuestiones económicas, de financiación. Cada vez tenemos que dar más servicios, pero las ayudas son cada vez menores. A veces cuesta trabajo poder cuadrar unos presupuestos, y en esto el Principado no ayuda. Los dineros que llegan a los Consistorios son cada vez menores, y eso nos obliga a inventar de qué manera sacamos fondos para poder dar unos buenos servicios a los ciudadanos. Sobre todo, en el caso de los municipios más pequeños.

-¿Qué aportará en este debate la reforma de la Administración Local planteada por el Partido Popular que se tramita en el Congreso de los Diputados?

-Creo que es importante para que la distribución de competencias quede meridianamente clara, asegurando que los municipios tengamos recursos suficientes para poder asumirlas con los niveles de calidad en los servicios que los ciudadanos reclaman. Si algo falla las quejas nos llegan a nosotros, pero a la gente no le puedes explicar de dónde viene, cuando viene, el dinero, ni si lo hay o no. Lo que tenemos que hacer es dar unos buenos servicios a los ciudadanos.

-En las últimas elecciones autonómicas usted fue el cabeza de lista del PP por el Oriente. ¿Qué peculiaridades tiene esta zona de Asturias?

-Vivimos básicamente de la ganadería, pero cada vez más del sector turístico. Es vital para el Oriente que haya una política turística potente, que seamos conscientes de que es el sector que, en este momento, más empleo y más riqueza genera. Siempre, claro, sin abandonar a la agricultura o la ganadería, porque son las actividades que mantienen lo más importante que tenemos, que es el paisaje.

-¿Cómo ven los habitantes del Oriente el debate sobre las circunscripciones electorales?

-Los ciudadanos de a pie no están en absoluto preocupados por este asunto, como tampoco lo están por tantos otros de los que debatimos en los plenos cada semana. Que toda Asturias esté representada en el Parlamento es bueno, e irá siempre e beneficio de las alas de la región. Tendemos a centralizar los debates, y está bien que estemos repartidos por territorios.

-¿Hasta qué punto es importante la reducción en el número de diputados?

-Ahora mismo, en la situación económica y social que atraviesa Asturias, es esencial. Las instituciones no pueden vivir ajenas a los esfuerzos que deben hacer sus ciudadanos, y lo lógico es que los políticos también los hagamos. La región necesita un Parlamento más pequeño y a la vez más ágil. Hacer el mismo o más trabajo con menos carga para las arcas públicas.

Felgueres, Rajoy y Mercedes Fernández.

-Defina a la presidenta del PP y portavoz parlamentaria, Mercedes Fernández.

-Es una persona de partido, valiente, y con las ideas afortunadamente muy claras. Cogió nuestra formación en un momento y una situación muy complicados, y estoy seguro de que le va a salir bien. Toma decisiones, trabaja mucho, actúa, la guía el interés general de todos los asturianos, y tiene un gran sentido de región, un gran olfato político. Todos tuvimos muchas embestidas de mucha gente, aconsejándonos hacer determinadas cosas, pero nuestra ideología, nuestro convencimiento de lo apropiado y necesario del proyecto del Partido Popular, nos hizo seguir juntos. El PP necesita la unidad que ella aporta.

-¿Qué labor está haciendo el Gobierno de Javier Fernández en el campo del turismo?

-Prácticamente ninguna. El turismo es, en este momento, el sector que más empleo y riqueza genera, pero el Principado lleva dos años sin política turística, sin campañas de promoción. Incomprensiblemente el Gobierno del Principado da cada vez menos peso a este sector, a pesar de que representa más del 10 por ciento de nuestro Producto Interior Bruto (PIB). Prueba de ello es que ya no hay un consejero de Turismo, una cartera que ha desaparecido dentro de otra áreas. Ahora que la economía nacional empieza a repuntar, también lo hace el turismo, pero en el caso de Asturias no tiene nada que ver con la Administración. Es todo a base del esfuerzo del sector, de las asociaciones, de los hosteleros...

-¿De qué forma podría convertirse este sector en motor económico regional?

-Tenemos un montón de recursos que, articulados a través de una política turística regional, nos darían resultados mucho mejores. Al cliente, al visitante, hay que ir a buscarle a sus lugares de origen, al extranjero. Si Asturias no lo hace, otras comunidades lo harán, como se demuestra en los últimos datos publicados. Mientras el Principado baja, el País Vasco y Cantabria crecen en número de turistas, principalmente extranjeros. Pero para eso hacen falta campañas potentes, y que haya vías de entrada a Asturias. No entiendo cómo el consejero de Economía, bajo cuya responsabilidad ha quedado el área de Turismo, no está día sí y día también peleando en Madrid, o donde haga falta, por mejorar las comunicaciones aéreas de la región. En cuanto a las carreteras y al ferrocarril, será el Gobierno del PP, que realmente cree en estas obras, quien las finalice, tras el atasco y la parálisis del PSOE.

-¿Hasta qué punto es vital mejorar los enlaces aéreos de la región con otros países?

-Es clave. El turismo extranjero, que es el que nos puede salvar los años en que lo estamos pasando mal en España, no terminará en Asturias si es muy difícil llegar aquí. El visitante extranjero que quiere conocer el Norte de España viene a donde tiene vuelos, y si para llegar al Principado tienen que aterrizar en otras comunidades, como puede ser Cantabria, al final acabarán quedándose allí.

-¿Qué es lo urgente en cuanto a la política agraria regional?

-Solucionar de una vez la problemática del lobo. No sé por qué el Principado no acaba de tomar las medidas que hay que tomar. La consejera no atiende las demandas de los ganaderos. Por no hacer, ni acaba de adjudicar los cotos de caza, una situación que causa muchísimos daños a los ganaderos y agricultores, que encima cobran las ayudas tarde, mal y nunca.

-¿Cómo se encontró el Ayuntamiento de Villaviciosa a su llegada?

-Veníamos de una situación complicada en lo político, lo que se unió a una fuerte caída en los ingresos, pero estamos logrando hacer, con esfuerzo, bastantes cosas. Los asuntos importantes de Villaviciosa están saliendo adelante. Durante todo el verano hemos conseguido que cada semana hubiese algo capaz de atraer visitantes. Nuestro objetivo es que los que ya nos conocen se vayan contentos, para que repitan; y que quienes nunca han estado aquí vengan a visitarnos.

Felgueres, en el Ayuntamiento.

-Una de sus decisiones fue renunciar al sueldo de alcalde.

-Siendo también diputado en la Junta General no me parecía correcto tenerlo, aunque hago más horas en el Ayuntamiento que nadie. Me debo a los vecinos que me votaron, de la misma forma que mi partido pensó en mí como representante de los concejos del Oriente en el Parlamento.

-En los últimos meses se ha encontrado con que el nuevo secretario general del PSOE en Villaviciosa, Alejandro Vega, diputado del grupo socialista en la Junta, utiliza los debates del Parlamento para hacer labor de oposición, al no ser concejal. ¿Qué le parece esta situación?

-Es, cuando menos, curiosa. Él no quería dejar de ser alcalde en Cabranes, como tampoco quería hacerse cargo de la situación en la que están los socialistas en Villaviciosa. Creo que su actuación demuestra una forma de hacer política que no es vista con buenos ojos por los ciudadanos. El “cuanto peor, mejor” no es útil para el concejo en el momento en que estamos. Sinceramente, creo que Villaviciosa le queda bastante grande. Pudo haber sido un buen alcalde en Cabranes, si tenemos en cuenta todo el apoyo que tuvo del Gobierno regional, apoyo que no tuvieron otros, pero su propia actitud le pone en evidencia.

-Este fin de semana en Villaviciosa se celebran los actos conmemorativos del Día de Asturias.

-Para nosotros es muy importante. En un mismo fin de semana coincidirán en la villa varias actividades que ya teníamos organizadas, como el Festival de la Sidra o el Festival Internacional de Gaitas. Desde que las celebraciones son itinerantes, el PSOE nunca pensó que Villaviciosa fuese un buen sitio para conmemorar el día de Asturias. Aunque en el Partido Popular defendemos que la sede permanente sea Cangas de Onís, una vez que la Junta rechazó nuestra propuesta obviamente voté a favor de que la fiesta se celebrase aquí, con el apoyo de la presidenta del partido, Mercedes Fernández. Quien creyese que no iba a pensar en el interés de mis vecinos está muy equivocado. Nos va  a venir muy bien como colofón al gran trabajo que ha hecho la hostelería maliaya durante todo el verano.