Entrevista con Juan Sutil, presidente del PP de Aller: "Trabajamos para que nuestro partido sea la casa de todos los votantes del centro-derecha en el concejo, para que vean que en nosotros sí pueden confiar"

Juan Sutil es uno de los nuevos valores del Partido Popular de Asturias y, desde hace ocho meses, el nuevo presidente del PP de Aller. Natural de Caborana, casado y con dos hijos, vive en Cabañaquinta, la capital del concejo. Ingeniero Químico por la Universidad de Oviedo y con un diploma de estudios avanzados en el área de materiales de la Escuela Técnica Superior de Ingeniería de Minas asturiana, desarrolla su actividad profesional en la empresa privada, como jefe de servicio. Con una larga trayectoria en Nuevas Generaciones, la organización juvenil del PP, a la que se afilió en 1997, su experiencia política le ha permitido conocer, de primera mano, los problemas e inquietudes del concejo en el que nació y vive.

En esta entrevista, elaborada por la Oficina de Información del PP de Asturias, Sutil desgrana, con precisión de ingeniero, los planes para el concejo, empeñado en que, de la mano del Partido Popular, Aller pueda tener un futuro próspero.

-¿En qué punto se encuentra el Partido Popular de Aller?

-En los últimos años hemos experimentado un fuerte crecimiento, quedando a sólo 120 votos de la fuerza vencedora en la elecciones de 2007, algo especialmente llamativo en un municipio de la comarca minera. En los últimos comicios el partido del señor Álvarez-Cascos nos arrebató dos de los 7 concejales con los que partíamos, curiosamente la misma cifra que tiene en la actualidad el equipo de gobierno, del PSOE.

-Lleva sólo 8 meses al frente de la Junta Local, tras el congreso celebrado en junio del año pasado y sucediendo a Mª Teresa Mallada. ¿Cómo describiría el trabajo de la actual presidenta de Hunosa en el partido y en su nueva responsabilidad?

-Cualquier valoración que haga de María Teresa Mallada debe ser positiva. En Aller logró llevar al PP a sus cotas más altas logrando empatar con el PSOE de Villalta, que hasta entonces había sido hegemónico en el concejo. En la dirección regional del PP, como vicesecretaria de Política Territorial, destacó siempre por su capacidad de trabajo y su cercanía a los militantes de base.

-¿Y ahora, como presidenta de Hunosa?

-Estoy seguro de que logrará llevar la empresa a buen puerto, a pesar de afrontar la peor época de crisis que se recuerda y después de heredar una compañía a la que el PSOE había puesto fecha de cierre a todos sus pozos antes de 2018. La conozco, es hábil y luchadora, siempre tiene recursos y seguro que logrará buenos resultados. No lleva ni dos años y ya ha logrado la mayor reducción de pérdidas que se recuerda en la historia de la empresa.

-¿Cómo ha evolucionado el concejo en los años que lleva como concejal?

-He de decir que a un ritmo mucho más lento que otros municipios, por el continuismo de unas políticas y de un gobierno que siempre ha sido el mismo, ya desde el año 1982. Cuando sales fuera, tampoco hace falta irse muy lejos, se pueden observar otras forma de hacer política y de dar servicio a los ciudadanos, y por supuesto una diferencia en la gestión importante. Una evidencia clara de este proceso es que en nuestro municipio, año a año, desciende el número de empadronados. Los jóvenes se ven obligados a buscar alternativas profesionales fuera de los límites alleranos.

-¿Le costó decidirse a dar el paso a la Presidencia?

-Realmente no. Eso sí, la primera consulta tuve que hacerla en casa, ya que, de salir elegido presidente, tendría que tener una dedicación al partido más allá de las funciones de concejal. Cuando uno tiene familia tiene que intentar realizar una buena conciliación, sin olvidar nunca lo que es realmente importante. Mi compromiso con el servicio a los ciudadanos es claro, y desde el primer momento conté con un gran apoyo de la mayor parte de los miembros de la anterior Junta Local. Eso, junto con la experiencia acumulada en todos años anteriores, hizo que el camino hacia el congreso local lo encarase de forma positiva y con mucha ilusión.

-¿Qué planes tiene para el PP de Aller?

-Uno de mis principales objetivos es hacer del Partido Popular la casa de todo el centro-derecha de Aller, para que los vecinos que en las pasadas elecciones ofreció una oportunidad a otra formación, ahora se lo piense, valorando todo lo ocurrido esta legislatura, y vuelva a confiar en nosotros, el PP, los únicos capaces de lograr ese cambio. La libertad para elegir a una u otra formación es evidente, pero después uno tiene que recapacitar y valorar si ese voto ha merecido la pena o no. Sinceramente, tanto a nivel regional como en el concejo, no la ha merecido.

Con Mercedes Fernández.

-¿Cuáles son los principales retos a los que se enfrenta su municipio?

-Aller está pagando, en este momento, los errores del pasado, momentos en que el PSOE vivió al día, sin tomar medidas para encarar el futuro con garantías. Nos encontramos en un municipio sin apenas oferta para el asentamiento de nuestros jóvenes, sin aprovechamiento real de los recursos con los que cuenta nuestro concejo, con infraestructuras pendientes desde hace mucho tiempo y que realmente dificultan el día a día de los alleranos.

-¿Qué pasa con los emprendedores?

-Para ellos no hay alternativas ni apoyos. Los empresarios son los de siempre, y se sostienen únicamente gracias a su empeño y esfuerzo, sin el respaldo de la Administración local. La estación de esquí, que sería un gran activo, sigue incompleta, las instalaciones deportivas están bajo mínimos y en situación penosa…

-¿Y las arcas locales?

-Para salvar la situación el Ayuntamiento tuvo que acogerse al primer plan de pago a proveedores impulsado por el Gobierno de Mariano Rajoy, porque las deudas acumuladas habían colapsado la Tesorería municipal. En el 2012 los presupuestos municipales salieron adelante con la abstención de IU, en el 2013 no se presentaron presupuestos y de lo que llevamos del 2014 no tenemos ni el borrador. Si bien la deuda pública está dentro del límite legal, contamos con un remanente líquido de Tesorería negativo, lo que impide que podamos acudir a operaciones de financiación, necesarias para garantizar la calidad de los servicios municipales. La ordenanzas municipales del 2013 fueron aprobadas tres meses antes de que acabara el año, y el plan de ajuste asociado al plan de proveedores no se está cumpliendo. El señor alcalde no ha ejecutado todos los compromisos que se exigían a cambio.  

-¿Qué piensan los alleranos de la actuación del regidor?

-En la Corporación cuenta con una exigua mayoría simple, pero se comporta como si tuviera mayoría absoluta, sin consensuar con el resto de formaciones acuerdos para sacar los temas capitales adelante. Además, se encuentra rodeado de un grupo de concejales que no dedican todo el tiempo que deberían a labores propias de su cargo público, por lo que siempre es el mismo el que toma todas las decisiones. Y ya se sabe, como dice el dicho “el que mucho abarca, poco aprieta”.

-¿Defienden el PSOE y su alcalde los intereses del concejo?

-Realmente no. Da la sensación de que tiene otras expectativas más allá del municipio de Aller, que por supuesto son del todo legítimas. Siempre encuentra un culpable de que las cosas no salgan adelante: los técnicos municipales, las asociaciones de vecinos, la oposición… Incluso compañeros de gobierno. Desde su punto de vista las gestiones propias de la Alcaldía están bien hechas, y siempre son los demás los que fallan. Llevamos muchos meses siendo testigos en los plenos municipales de mociones presentadas por el PSOE y otras formaciones políticas sobre temas que son de ámbito nacional, cuando la Corporación allerana no es el foro adecuado para desarrollarlas, como si el concejo no tuviese ningún problema propio. Esto evidencia que el gobierno no se preocupa por los asuntos que afectan realmente a los alleranos, tema sobre los que la Corporación sí puede decidir.

Reivindicaciones vecinales

-¿Qué soluciones propone el Partido Popular para las cuestiones que preocupan a los habitantes?

-El PP de Aller es el único que, tanto en nuestro programa electoral como mes a mes en los plenos, traslada al debate político todas las peticiones vecinales, haciéndonos eco de sus dudas, propuestas y reivindicaciones. El PP garantiza y vela por que los servicios básicos sean dignos e iguales para todos los alleranos. Sin partir de esa base, cualquier otra propuesta hará aguas.

-¿Y qué propuestas del PP son especialmente importantes para Aller?

-Tenemos claros cuáles son los recursos propios del municipio, de ahí nuestra insistencia en defender la ganadería y el turismo, garantizando una convivencia responsable entre ambos. También el aprovechamiento forestal  de nuestros montes y bosques, la apuesta por la biomasa y la potenciación de la caza y la pesca como dos reclamos importantísimos. Tampoco podemos olvidarnos de las pequeñas y medianas empresas, llamadas a crear un tejido industrial de asentamiento profesional y social. Por eso es muy importante sacar adelante el polígono industrial de Corigos y desbloquear la construcción del de Cabañaquinta, así como dotar de todo el equipamiento necesario a los que ya están funcionando en la parte baja del municipio.

-La minería es un sector clave en la zona. ¿En qué punto se encuentra en este momento?

-¿En qué punto se encuentra el metal? ¿El transporte?¿La construcción? Pues en el mismo. El sector mantenía cerca de cincuenta mil empleos en las Cuencas y ahora defiende cerca de dos mil. La minería está envuelta en el mismo proceso desde hace décadas, aunque algunos parecen descubrirlo ahora. Lo que hay que hacer es trabajar para generar actividades sostenibles, algo que hasta ahora, pese a los cientos de millones invertidos, tampoco se ha logrado.

-¿Qué le diría a quienes dicen que el PP no cree en esta industria?

-Les diría que los mejores planes mineros, los acabados ya, los que pueden valorarse con cifras, fueron obra del Partido Popular. Lo mismo podremos decir del recién aprobado Plan de la minería 2013-2018, el mejor que se ha podido conseguir.

Juan Sutil.

-¿Qué papel ha jugado el PSOE en la gestión de la minería estos años, a nivel autonómico, nacional y europeo?

-La minería vive una reducción paulatina de su actividad desde la década de los ochenta del siglo pasado, independientemente del color del gobierno. Ahora bien, como parece que en el PSOE no lo recuerdan, es necesario refrescarles la memoria. En Hunosa, el PSOE eliminó cinco mil empleos más que el PP. Dirigentes socialistas como Antonio Trevín o Jesús Gutiérrez parecen haberlo olvido, porque hacen política a cualquier precio. Yo no lo voy a hacer. El PSOE tenía claro desde hace muchos años que la minería tenía una fecha límite, y desde todos los niveles de poder fueron marcando una hoja de ruta, que ahora que no gobiernan, quieren trasladar al PP. Piensan que la gente no tiene memoria y que se quedará con lo último que está viviendo. A fuerza de repetir las cosas y de mentir quieren hacer una verdad de una mentira.

-¿Qué pudo hacerse para evitar que sucediera lo que ha sucedido con los fondos mineros?

-No hacer un uso electoralista de los mismos. En la época del señor Areces como presidente del Principado al PSOE le vino muy bien esta aportación a mayores, de tal forma que los fondos ordinarios que nos correspondían según el reparto de los tributos se suplieron por los fondos mineros, pasando a hacerse inversiones de una envergadura impropia para muchas administraciones locales: piscinas climatizadas, museos, pabellones… Llegaban las elecciones de turno y comenzaba el arreglo de barriadas y parques, cambios de aceras o repintado de fachadas por tercera o cuarta vez, vacaciones pagadas a Estados Unidos y otros países con la disculpa del aprendizaje… Todo valía cuando había dinero.  

-¿De quién es la responsabilidad?

-Por supuesto del PSOE, en el Principado y los Ayuntamientos; y de los sindicatos. Primaron sus propios fines electoralistas y no tuvieron la altura de mira necesaria para pensar que el futuro estaba más próximo de lo que esperaban, y que había que invertir esos fondos con criterio e inteligencia, para crear y generar alternativas a la minería.

-¿En qué situación se encuentra el partido de Álvarez-Cascos en el concejo?

-Cuenta sólo con 2 de los 17 concejales que tiene la Corporación, por lo que su capacidad políticas es escasa. No tienen apenas presencia en el municipio, salvo las raras ocasiones en que aparece por aquí su cabeza regional y colindantes. Espero que la gente recapacite y vea lo que pueden dar de sí unos y otros.

Frente a Foro, "nosotros estuvimos, estamos y estaremos"

-¿Qué les diría a quienes les votaron en 2011, para que ahora apoyen de nuevo al Partido Popular?

-Que vuelvan, porque ya habrán comprobado que sólo nosotros hemos estado, estamos y estaremos, como siempre, al lado de los ciudadanos para intentar solucionar sus problemas. No somos personalistas, en el PP pertenecemos a un gran partido con unas ideas y un proyecto que están por encima de cualquier nombre propio. Los problemas reales de Aller los sabemos los que vivimos en Aller.

-Dada su dilatada experiencia en la organización juvenil del Partido Popular, ¿Qué le diría a los jóvenes que, interesados en entrar en política, dudasen entre el PP y el partido de Cascos?

-El planteamiento de la elección sobre a qué formación votar es un acto de madurez democrática, y para ello han de valorarse las ideas de cada formación, la experiencia acumulada y las ganas de trabajar. En el escaso año de gobierno del partido de Cascos en el Principado quedó clara su ausencia de políticas útiles, encaminadas a los ciudadanos. Las cosas no se pueden hacer por capricho, y si no es así, romper la baraja. Tenemos que trasladar a los asturianos que los políticos somos gente seria que nos preocupamos por sus problemas, volcando en ellos todos nuestros esfuerzos para solucionarlos. Se entra en política con un clara vocación de ayudar a los vecinos, no por crecimiento personal.

-¿Por qué Aller necesita un cambio de la mano del Partido Popular?

-Porque tenemos las ideas muy claras, porque sabemos qué es lo que necesita el municipio. Porque todos los días estamos con los alleranos, y sabemos cuáles son sus necesidades. Porque Pleno tras Pleno demostramos nuestra entrega al concejo, porque Aller necesita una regeneración política. La gente tiene que ver que existen otras formas, mucho mejores, de trabajar. Un partido de centro-derecha como es el Partido Popular sabe cómo hacerlo.

-¿Cómo ve al Partido Popular de Asturias desde la llegada a su Presidencia de Mercedes Fernández?

-Me siento orgulloso, y muy satisfecho. Con todos mis respetos hacia los anteriores responsables, creo que con ella empezamos una nueva etapa. Su personalidad y su experiencia son la clave, porque es la que nos marca el camino a seguir. Bajo su Presidencia veo una organización clara y trasparente, con una clara coordinación entre los diferentes responsables, primando siempre un absoluto respeto. Destacaría la cantidad de información que manejamos, las reuniones de comisiones de diferentes áreas, su intención de involucrar a cuanta más gente mejor en las diferentes área de trabajo. Están pasando muchas cosas positivas.

-¿Qué destacaría de su gestión al frente del partido y de su trabajo en la Junta General del Principado?

-Su capacidad de escuchar, de intentar entender los problemas. También su apoyo para que seamos mejores, intentando sacar lo mejor de nosotros para el beneficio de los ciudadanos.