Este nuevo órgano sería ineficaz, estaría politizado y usurparía las funciones del Poder Judicial