El PSOE quiere culpar a otros de su responsabilidad en el fin del carbón