La obligación de Ciudadanos de ejercer como partido ganador de las elecciones catalanas